Metro habló con Ángel Mosqueda sobre los detalles relacionados con la construcción del disco “Aztlán”. Foto: Cortesía
Metro habló con Ángel Mosqueda sobre los detalles relacionados con la construcción del disco “Aztlán”. Foto: Cortesía

Espectáculos, Música por Metro,

Metro habló con Ángel Mosqueda sobre los detalles relacionados con la construcción del disco “Aztlán”, con el que la banda mexicana está de gira, y los múltiples significados que tiene.

Para esta gira optaron por apegarse más a los arreglos del disco que en hacer versiones más libres de las canciones. ¿Por qué fue con Aztlán y no con otro álbum?

En algunas ocasiones hemos decidido hacer versiones nuevas porque simplemente así lo hemos sentido, y ahorita estamos apegándonos un poco (o mucho) a lo que son las canciones exactas del disco, porque así nos sentimos cómodos. No tiene una razón exacta, pero estamos pasándola bien, al igual que disfrutamos en el pasado hacer nuevas interpretaciones.

En cuanto a los visuales, lo que hacen es traducir el arte del álbum y acoplarlo a los shows. En ese sentido, ¿qué veremos?

Para esta etapa hubo una renovación de todo este mundo visual de Zoé. En este caso estuvieron involucrados Gabriel Rivas, quien ha estado haciendo los visuales con nosotros desde hace mucho tiempo, y León Larregui. Creo que los visuales están muy bien incorporados y los espectadores van a estar inmersos en una situación muy psicodélica, muy viajada. En ese sentido estamos más fuertes que nunca.

¿A qué hace referencia Aztlán y la estética del álbum? Se siente como a raíces mexicanas…

Hay un poco de eso. En este caso, el nombre y todo el viaje que tiene este disco es tal cual, aunque se toca principalmente en las letras de las canciones. Por ahí hay una que habla de los migrantes mexicanos hacia Estados Unidos y esa relación que tienen con el mito de Aztlán que relata la migración de mexicas para fundar Tenochtitlan.

Sin embargo, esto no quiere decir que nos hubiéramos apropiado de las raíces prehispánicas para crear todo el disco, simplemente es un concepto a nivel viaje y significado, pero a nivel musical tenemos una manera independiente de trabajar, que no está necesariamente ligada. Ya cuando pones todo en contexto se puede interpretar de esa y otras formas.

En una época de sencillos ustedes fueron muy cuidadosos con la estética del álbum en físico, incluye las letras de las canciones, un toque muy retro.

A nosotros nos da mucho cariño tener el resultado de nuestro trabajo en físico, pues crecimos con los discos y, en realidad, hemos disfrutado de los vinilos y los casetes.

Hace unos días nos dieron disco de oro por las ventas de Aztlán, y ya ni me acordaba, y ni siquiera estaba pensando mucho en eso. Y es que, según yo, la gente ya no compra discos, por eso el que hubiéramos vendido la suficiente cantidad para obtener un disco de oro es un logró heroico.

¿En qué momento se encuentran o se encontraban en la construcción del disco, que suena tan tranquilo, tan lleno de paz?

Creo que todos estamos muy contentos con la banda y eso es un reflejo. El disco se hizo en nuestros estudios en México con mucha pausa, muy relajado. En cuanto a arreglos, intentamos que fuera lo más agradable posible y para eso hasta compramos instrumentos que no teníamos. No sé si eso refleje madurez de la banda o si inconscientemente todos quisimos que el álbum estuviera más suave, pero eso es lo que es ahorita Zoé.

Llama la atención que Panoram es su estudio de grabación y Panoramas es el documental que dieron a conocer hace un tiempo, ¿qué de particular tiene esa palabra para que la incluyan en proyectos de tanta relevancia?

Creo que así se dieron las cosas, no es que tuvieran un significado. Si se escogió es porque tiene una bonita composición y se le pueden dar diferentes significados, no lo había pensando así como lo decías tú, pero bueno, algo debe de tener, ¿no? Nada fue tan premeditado.

Para esta producción repitieron fórmula con Phil Vinall. ¿Los llevó a su sonido del pasado o, por el contrario, les mostró un Zoé más futurista?

Para mí es un productor genial y en este caso su colaboración estuvo a la altura nuevamente, como lo esperábamos. A ciertas canciones las hizo surgir de una manera espectacular. Experimenta mucho, se sale mucho de librito, y cuando tiene una oportunidad de escaparse de los contextos normales, lo hace y crea genialidades. Es un productor que le viene muy bien a la banda.

Hace un tiempo no aparecía el nombre de alguien en un disco de Zoé… ya han pasado Poli, Paula y ahora está Luci, ¿quién es?

Luci en este caso es una de las baladas de disco, y es una canción que León le hizo a su hijo, muy bonita, melódica y ligera. Y sí, como lo decías, hace mucho tiempo que no se presentaba otro nombre, pero en este caso el turno fue para Lucián.


Noticias Relacionadas

Mägo de Oz comenzó la gira de su trigésimo aniversario, en la que tocará sus canciones más recordadas. La banda folk se fundó en 1988, y ya tien...

por Laura López /Metro World News