Ethan Hawke y el actor Benjamin Dickey, quien protagoniza a Blaze Foley en la presentación de “Blaze” en el Festival de Cine de Locarno, Suiza, en agosto pasado. |Getty
Ethan Hawke y el actor Benjamin Dickey, quien protagoniza a Blaze Foley en la presentación de “Blaze” en el Festival de Cine de Locarno, Suiza, en agosto pasado. |Getty

Espectáculos por Gregory Wakeman/ Metro World News,

No mucha gente ha oído hablar de Blaze Foley. Aún menos había oído hablar del músico de country o de su obra cuando fue asesinado a tiros el 1 de febrero de 1989, y solo tenía 39 años.

Sin duda, eso va a cambiar en las próximas semanas y meses gracias a Blaze, la biografía de Ethan Hawke sobre Blaze Foley, que explora su vida infinitamente creativa y, a la vez, financieramente insatisfactoria.

Pero, para Hawke, eso es exactamente lo que lo atrajo a Blaze Foley y Blaze, especialmente, porque nunca tuvo que enfrentar los obstáculos que su personaje encontró.

“Hace unos años hice un documental sobre un maes-tro de piano de 88 años que en muchos sentidos es el negativo fotográfico de esta historia”, me explicó Hawke recientemente por teléfono.

“Es otro retrato de una persona que sacrifica su vida por las artes sin los adornos superficiales que yo tuve desde los 18 años. Creo que toda mi vida he estado muy impresionado con esta gente… Porque son mayordomos de su oficio sin que nadie los premie ni se ganen la vida”, agrega.

“A los 18 años estaba en la Sociedad de los poetas muertos. Y eso cambió la trayectoria de mi vida. Siempre me ha interesado lo que es no tener eso”, dice Hawke sobre su primer gran película.

En lugar de aprovechar cualquier período de su propia vida y carrera para añadir y enriquecer a Blaze, Hawke insistió en que él tiene y todavía lucha con sus propias inseguridades que estaban presentes en el cantante.

“No creo que nadie que se tome en serio lo que hace no tenga inseguridades. Las inseguridades de algunas personas se manifiestan como arrogancia, otras como autodestrucción, otras se vuelven neuróticas y van al siquiatra. Mucha gente lucha con ello”.

Pero mientras “Blaze” promete llevar la música y las filosofías de Foley a un público nuevo y enorme, también destaca los diversos demonios que se interponen repetidamente en el camino de su éxito. Que es una batalla con la que Hawke ha tenido que lidiar a lo largo de su carrera.

“Supongo que lo ideal sería no verlo como una batalla, y verlo como un flujo necesario. Pero cómo venderse y no traicionarse es una vieja lucha”.

“Hay muchos artistas que son alérgicos a los peligros del autoengrandecimiento. El problema es que si eres demasiado alérgico a eso, nunca venderás un disco”.

“Es un baile entre cómo hacer buenas películas, pero si hago una buena película que no hace dinero, entonces no puedo hacer más películas… Si sólo hago películas que hacen dinero, ¿por qué hacerlas?, si no tengo nada que decir”, reflexiona el cineasta.

“Pero si tu trabajo es ganar dinero, entonces deberías ir a trabajar a Wall Street. Entonces, al menos, estás haciendo lo que dices que estás haciendo. Veo esa lucha. Veo que algunas personas lo manejan maravillosamente y luego veo que se golpean la cabeza contra el suelo”.


Noticias Relacionadas

El Museo de Arte de San Diego en California (EE.UU.) acoge desde hoy una exposición con una selección de esculturas del artista mexicano Javier Mar...

por EFE

Principalmente usamos las cajas de cartón para guardar cosas. Sin embargo, el artista Warren King encontró un nuevo uso para esos objetos, al crear ...

por Daniel Casillas /Metro World News