Espuma espacial: de muy rápido crecimiento.
Espuma espacial: de muy rápido crecimiento.

Espectáculos, Farándula por Diego Rammsy/ Metro World News,

Sebastián Villalobos estrenó, en Nat Geo Lab, un programa donde es el anfitrión dentro de un laboratorio donde muestra en catda episodio tres experimentos científicos para que los niños puedan realizar en sus casas.

“Desde un principio estaba un poquito dudoso de estar en un programa de ciencias porque desde chiquito nunca tuve la experiencia de estar en un laboratorio”, explica el youtuber de 22 años que hoy cuenta con más de seis millones de seguidores en su canal de YouTube. Entre Instagram y Twitter, suma más de 13 millones extra de followers; es decir, estamos frente a un influencer de proporciones.

“Espero que gracias a este programa los niños que me están viendo puedan convertirse en los científicos del mañana”, confiesa Sebastián luego de ofrecer una conferencia ante grandes y chicos, y de dar una buena cantidad de entrevistas.

Sin ir más lejos, sus logros lo perfilan como una correcta elección para el formato y el segmento al que apunta este programa, ya que muchos de los que lo siguen son niños. Muestra de su arrastre entre los más jóvenes son sus dos premios Kid’s Choice Awards de Colombia, donde en 2015 ganó como Favorito en Redes Sociales y en 2017 por el Mejor Fandom.

“Me buscaron para este proyecto por el carisma y la chispa que tengo gracias a mis videos y mi canal de YouTube”, admite el colombiano.

Antes de tomar este proyecto, ¿tenías una relación cercana con las ciencias?
— En la escuela había un laboratorio pero solo lo usamos una vez para disecar una planta y después nos pusieron a hacer un proyecto de ciencia con mis amigos e hicimos un jabón en barra, pero el día del proyecto el jabón jamás se volvió sólido, entonces le dijimos a la profesora que nuestro proyecto era jabón líquido y así la libramos.

¿Cómo fue el proceso desde que te llamaron para Nat Geo Lab?
— Nat Geo me propone este proyecto y fuimos a grabar el piloto. Tres semanas después se comunicaron conmigo para decirme que me habían elegido. Posteriormente, en producción me dijeron que desde un principio había pensado la idea para hacerla conmigo, lo que fue súper motivante al momento de empezar las grabaciones.

¿Cuál fue el mayor reto de hacer este show?
— El reto que tuvimos que afrontar es que este programa iba a ser dirigido especialmente a niños y, aunque había un grupo de científicos que nos explicaban los experimentos antes de grabar, sentía que para cumplir este reto de explicar y darme a entender a la audiencia tenía que hacer algo. Ahí tuve un as bajo la manga, que son mis hermanos pequeños y a uno de ellos, Juan, me lo llevé durante la primera semana de grabación y le dije que me diga si entendía perfecto la explicación que yo daba y terminando la grabación él me dijo que sí, se entendía. A partir de ahí, fue como si yo llevara toda la vida haciendo este programa.

¿Qué te pareció interesante de Nat Geo Lab?
— Tener la oportunidad de abrir un espacio que se ha perdido un poco, que es ese tiempo que comparten niños y adultos para cambiar un poco la película del iPad y de los videojuegos. La idea es eliminar esa idea de que la ciencia es algo aburrido. Nosotros teníamos que convertirlo en algo divertido y ya a dos semanas que llevamos al aire ya los papás me han estado mandando videos junto a sus hijos haciendo los experimentos del programa.

¿Hay algún mensaje sobre el cuidado del planeta?
— Por la responsabilidad que tenemos con este programa también integramos el tema del medioambiente y de cómo cuidar el planeta desde casa, porque creo que la mayoría de nuestros valores vienen desde el hogar.

¿Qué sorprenderá a los niños que vean el programa?
— La gracia de descubrir cosas que siempre hemos tenido a la mano y que nunca hemos usado, ahora sabremos lo que podemos llegar a hacer con ellas. Hay muchas cosas que a mí me sorprendieron y creo que a los niños también.


Noticias Relacionadas