La mascota de la actual esposa del príncipe Harry, quien es amante de los animales igual que la reina, se lleva tan bien con Isabel II que hasta la acompaña en su vehículo.
La mascota de la actual esposa del príncipe Harry, quien es amante de los animales igual que la reina, se lleva tan bien con Isabel II que hasta la acompaña en su vehículo.

Espectáculos, Farándula Por

La Reina Isabel II ha compartido su amor por sus inseparables perros con todos sus familiares y súbditos desde que su padre le regaló a Susan. En la actualidad, la soberana británica comparte la mayor parte de su tiempo con sus tres canes inseparables: Vulcan, Candy y otro que adoptó el año pasado llamado Whispe.

La alegría y ternura de su familia canina de Isabel II comenzó a sus 18 años y de ese momento para acá ya tenido una saga de unos 30 perros, la mayoría de la raza corgi, que, tristemente, se han despedido ya.

De niña, la Reina se enamoró del perro de su padre, Dookie, un corgi Pembrokeshire, y comenzó a pedir uno para ella sola. Tanto le gustaba su compañía, que insistía en darle la comida cada día. En 1944, Elizabeth II recibió un corgi como regalo de cumpleaños: Susan. El can se convirtió en su inseparable pareja, tanto que acompañó a la Reina y al príncipe Felipe en 1947.

Ya es común ver que Vulcan, Candy y Whispe sean los anfitriones de las visitas de mandatarios y jefes de estado, cuando Isabel segunda los recibe en el Palacio de Buckingham. Recientemente, los tres canes fueron los protagonistas en la visita del rey de Bélgica y su esposa la reina Matilda en el palacio británico, al aparecer en las fotos oficiales.

Adiós a Willow

En abril pasado, la Reina vivió uno de sus momentos más tristes tras la muerte de su perro Willow, el último descendiente de su querida Susan. El fallecimiento del corgi dejó muy triste a la monarca, según informó el tabloide británico Daily Mail.

Willow, de casi 15 años, sufría un cáncer, por lo que la reina decidió sacrificarlo en el castillo de Windsor, a las afueras de Londres. En su lápida, Isabel II colocó: “Un fiel compañero de la reina”.

Protagonistas de los juegos de 2012

La pasión de la reina Isabel por los corgi es bien conocida por sus súbditos y quedó bien plasmada ante el mundo en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, cuando se pudo ver un video en el que aparecía la Soberana con el actor Daniel Graig, haciendo el papel de James Bond. En las imágenes se veía a la Reina acompañada por sus mascotas favoritas.

Incluso, el libro, titulado Pets by Royal Appointment (Mascotas por designación real), escrito por Brian Hoey, reveló que los perros corgis de la reina Isabel II de Inglaterra comen solomillo de ternera y pechuga de pollo cocinados por un chef y servidos por un camarero real.

Según Hoey, una vez que el camarero real entrega el plato, los corgis no comen hasta que la reina le añade salsa a la comida. “Entonces ella, y solamente ella, da la orden real para que empiecen a comer. Es tan preciso como eso”, afirmó Hoey.

Guy se suma a la familia

Recientemente, se conoció que el perro de Meghan Markle, Guy, es amigo de la abuela de su esposo, la reina Isabel II. La mascota de la actual esposa del príncipe Harry, quien es amante de los animales igual que la reina, se lleva tan bien con Isabel II que hasta la acompaña en su vehículo.

Guy fue rescatado por la exactriz norteamericana mucho antes de conocer a su actual esposo Harry. Sin embargo, el año pasado cuando Meghan se trasladó al Reino Unido se llevó a Guy con ella. La mascota de la duquesa de Sussex ha tenido buena química con la soberana.


Noticias Relacionadas