El actor da vida al cantante mexicano en la serie que se estrenó en Netflix. Foto: Cortesía
El actor da vida al cantante mexicano en la serie que se estrenó en Netflix. Foto: Cortesía

Cine y Tv, Espectáculos por Viviana Ortíz/ Metro WorldNews,

En medio de las especulaciones sobre su salud y después del rotundo éxito que han tenido las bioseries, se estrenó en Netflix, José José, el príncipe de la canción.

La historia del intérprete de El triste nos llevará a un viaje por sus años de juventud, así como a su decadencia debido a los hábitos que le hicieron perder la voz.

Metro conversó con Alejandro de la Madrid, quien da vida a José José y que fue instruido por el mismo Príncipe de la canción para plasmar el mensaje que quería ofrecer al contar su historia.

El actor da vida al cantante mexicano en la serie que se estrenó en Netflix.

¿Cómo surgió la oportunidad de interpretar a José José?
— Fue por un casting. Los ejecutivos de la empresa me vieron en otros proyectos que estaba haciendo con ellos y la directora les dijo ‘¿por qué no prueban a Alejandro?’ y después de pensarlo mucho, lo hice. Me daba mucho nervio, pensaba que era complicado interpretar a una persona que tanto quiere la gente y que iba a ser tan criticado por tantas cosas, pero creo que también era una buena oportunidad para prepararme, para abordar un personaje de una manera diferente. De repente me hablaron y me dijeron ‘el papel es tuyo’.

¿Cómo fue la preparación para darle vida al cantante?
— En total fueron como cuatro meses. Tuve diferentes entrenadores, uno me ayudó con la voz, otro me apoyó en la parte física, uno más se encargaba de todo en conjunto y luego tuve una coach que me acompañó durante todo el proyecto. Ella me ayudó a hacer todas las transiciones de las diferentes etapas que tuve –que fueron cuatro– y pues iba haciendo cambios físicos, como en la manera de caminar, con la voz, que es una característica muy marcada de José, y para ver un poco lo de la edad, porque empecé a interpretar el personaje cuando tenía veintitantos y después iba creciendo.

Durante tu participación en la serie, ¿cuál fue el mayor reto para ti?
— Definitivamente la voz, eso fue lo que más miedo me dio desde el principio. Y pues abordar un personaje que, independientemente que fuera José José, tenía que pasar por diferentes etapas, desde joven a ser una persona mayor. El reto también fue tener un personaje interpretado por mí y que no fuera una imitación, ni que se viera algo raro y sobre todo respetar todo lo que le pasó a José y que no se viera falso, ni como una burla. Finalmente, interpretar a un grande, saber que su música ha sido tan trascendente, que es parte de la vida de todos nosotros y que seguimos recordándolo.

¿Cómo fueron tus encuentros con José José?
— Platiqué muchas veces con él, nos encontramos como seis veces, todos estos encuentros fueron planeados por la producción para que nos conociéramos y él me dijera qué mensaje quería mandar con la serie. En lo que me insistió mucho fue en transmitir a los jóvenes todo lo que no hay que hacer, sobre todo, a estas nuevas generaciones que dan por hecho que todo lo pueden tener y que no cuesta nada de trabajo, ni luchar por lo que quieren, que dan por hecho que tienes un talento y que con eso va a ser suficiente para salir adelante. Él desafortunadamente perdió una de las cosas más valiosas que tenía, que era su voz, y esa es precisamente su gran batalla.

¿Cómo describes a José José?
— Es un personaje fuerte. Tiene una fortaleza envidiable, porque se ha repuesto de todas las veces que pensamos que lo vamos a perder, sigue ahí, se mantiene y con mucha lucidez y amor por su público.

¿Has tenido contacto con él recientemente?
— No, en absoluto. Desde antes de que lo internaran en Miami, ya no tuve contacto con él.

¿Cambió tu perspectiva de José José después de participar en la serie?
— Sí, creo que todos los mexicanos lo traemos metido en la sangre, lo escuchamos desde chiquitos con nuestros papás o abuelos, en las fiestas, pero nunca lo hemos conocido realmente a fondo. Y creo que alcancé a descubrir una parte muy por encima de las capas que hay detrás, pero cambió mi perspectiva, porque te das cuenta cómo es el ser humano y descubres cómo la gente le exigía tanto. Tenía una demanda muy fuerte, que a veces el artista no tiene la fortaleza para seguir adelante; sin embargo, tiene que salir a cantar y hacer lo mejor.


Noticias Relacionadas