PEDRO LUIS JOAO FIGUEIRA ÁLVAREZ Youtuber [6,3 millones de suscriptores. Cortesía
PEDRO LUIS JOAO FIGUEIRA ÁLVAREZ Youtuber [6,3 millones de suscriptores. Cortesía

Espectáculos, Farándula por Luz Lancheros | Metro World News,

Pueden hacer cualquier cosa y literalmente sus seguidores pueden volverse locos. La nueva televisión de esta generación es YouTube, que desde 2005 ha hecho famosos a personajes como PewDiePie, con 62,3 millones de suscriptores; o Germán Garmendia, con 33,6 millones de suscriptores. Los libros que sacan son bestsellers y todo lo que tocan es oro. Pero algunos han estado envueltos en polémica e incluso han influenciado la forma en que guían a sus jóvenes seguidores. PewDiePie, por ejemplo, ha tenido gestos racistas y antisemitas en sus videos, lo que provocó que Disney le retirara el apoyo y creara lo que se llamó el Adpocalypse (avisar a las marcas qué contenido tiene el youtuber en cuestión). Esto provocó que varios recibieran el 15% de lo que usualmente recibían por concepto de publicidad.

Sin embargo, los contenidos siguen en la plataforma y los fans defienden a sus ídolos a pesar de lo que hagan. DalasReview, por ejemplo, desarrollador de videojuegos y con dos bestsellers, fue acusado de acoso sexual y de abuso por parte de dos exparejas. Estas fueron escarmentadas por denunciar y el youtuber sigue como si nada. Esto pasó también con el youtuber Nicolás Arrieta en Colombia, que fue acusado por cinco de sus exparejas de abuso y estas al denunciar, fueron amenazadas de muerte por su club de fans.

“Muchas personas no ven las plataformas digitales como un ‘medio formal’; por ende, ponen en duda la influencia que pueda tener una personalidad de Internet y lo que pueda hacer.

También que muchos creadores de contenido se excusan en ‘humor negro’ o en ‘lo de Internet es un personaje’ para justificar las cosas horribles que dicen y los ataques que hacen contra otras personas en medios digitales”, explica Verónica Duque, conocida en YouTube como EriitheD, tatuadora y expareja de Arrieta. Ella lo denunció y ha recibido varias amenazas de niños y jóvenes solo por poner en evidencia a su ídolo.

“Muchas personas se pueden identificar con él, la sensación de familiaridad que genera dentro de su comunidad y el estar repitiendo que ‘el que se mete con uno se mete con todos’. Los mensajes recurrentes le van taladrando en la cabeza, especialmente a los adolescentes y niños pequeños, hasta llegar al punto de amenazar y atentar contra la integridad de alguien si es que así es necesario para cuidar a ‘sus familias de Internet’”.

“Pienso que como youtubers tenemos que entender que principalmente nos siguen niños y adolescentes, que somos figuras para ellos y que cada mensaje o pensamiento que exterioricemos puede influir positiva o negativamente”. La Divaza, youtuber

Duque también le explicó a Metro World News que la popularidad, para Youtube, es más importante que lo que sus personajes puedan decir: “Arrieta o Dalas tienden a relacionarse con personas de su mismo medio para aumentar sus seguidores, publicitarse entre ellos y seguir actuando como si nada estuviese sucediendo, entonces la gente empieza a concentrarse en esas alianzas y a la semana ya tienen todo olvidado. Las marcas los siguen patrocinando porque no les interesa si tu eres famoso por ser un cantante o un abusador… No hay un repudio real por actos así”, concluyó.

Pero, por otro lado, hay youtubers que van más allá de que una generación adulta subestime sus plataformas y contenidos. De hecho, incluso han llegado a cambiar la ley y favorecer a muchos seguidores con más que un selfie o un halago.

Los youtubers que están cambiando el mundo

El youtuber colombiano Juan Pablo Jaramillo, abiertamente gay, impulsó una ley que invita a respetar a la comunidad LGBTI en espacios públicos. El youtuber impulsó una recolección de firmas en Change.org e hizo firmar un decreto por el mismo presidente, Juan Manuel Santos. Hace 3 años, otros youtubers decidieron donar su dinero a causas caritativas, como LewisJam y VlogBrothers. Markpilier es un luchador por la salud y tiene un fondo para recaudar dinero para luchar contra enfermedades como la depresión. Y así han convertido a la plataforma en un generador de cambio social. “ Para mí, el acceso a Internet es la clave del éxito en ese mensaje de respeto e inclusión que poco a poco gana terreno en la sociedad; yo soy solo una parte de ese cambio”, explica el famoso youtuber venezolano La Divaza a Metro. Y así, a pesar del bullying que muchos youtubers generan, otros conocen muy bien su poder. Uno que aún subestiman los adultos, pero que ya hace parte de la educación de sus hijos.

Entrevista a “La Divaza”

La más regia de YouTube le cuenta a Metro World News cómo ha influenciado a toda una generación

¿Cómo has influido en el cambio de mentalidad en Latinoamérica sobre la población LGBTI?
Me gusta pensar que quienes me siguen ven en mí a una persona auténtica y transparente. Siento que eso ha ayudado a que muchos se den cuenta de que las personas LGBTI somos como los demás. Quiero que mis seguidores se sientan cómodos conmigo, que me tengan confianza; y creo que he logrado eso mostrándome a ellos tal cual soy.

¿Por qué crees que has tenido tanto éxito con tu mensaje?
Creo que la Divaza como personaje ha ayudado a generar conciencia porque mi contenido llega a las nuevas generaciones a través del humor. Hace 10 o 20 años, por ejemplo, los niños inocentemente se burlaban de sus compañeros “diferentes” porque los temas de diversidad sexual y respeto todavía eran “tabú”. Lo normal para los niños de esa época era escuchar a adultos diciendo cosas como que no es normal que el niño no juegue fútbol o que tal cosa es “de niñas”, que hay que ser “varón”.

Pero ahora las nuevas generaciones tenemos una plataforma donde expresarnos y ser libres: Internet. Y con el acceso a Internet para niños y adolescentes, ellos pueden llegar a canales como el mío, donde aprenden que está bien ser diferentes, que ser gay no es motivo de burla o acoso, y que debemos respetarnos.

¿Cómo afrontaste las críticas y la intolerancia y cambiaste el discurso con el que ahora te siguen muchos?

No ha sido fácil porque como Youtuber te conviertes en una figura pública. Cualquier persona te puede enviar un mensaje o comentario de odio criticando tu forma de ser e incluso cosas que no puedes cambiar, como tu piel o tu rostro. En mi caso para afrontar las críticas debí pasar por un proceso de madurez, de entender que aquello que dicen no representa quién soy ni debe influirme en lo más mínimo.

Hubo momentos en los que me sentí deprimido, derrotado, sin ánimos; pero con el apoyo de mi familia y amigos pude sobrellevar la situación y recuperar la confianza en mí mismo. Desafortunadamente, no todos los chicos cuentan con ese apoyo y por eso es tan importante ofrecer un mensaje de inclusión y respeto para integrar a las personas LGTBI en Latinoamérica.

¿De qué es lo que más te sientes orgulloso a la hora de generar cambios en la sociedad?

Me hace sentir orgulloso y muy agradecido cuando una mamá o una abuela me dicen que sus hijos o nietos ven mi canal, que soy una buena influencia para ellos. Eso me enseña que lo que hago, además de entretener, aporta un mensaje con un contenido de valor.

¿Por qué es importante que los youtubers se den cuenta de que tienen una gran responsabilidad?

Porque de esa forma tendrán cuidado de cómo se expresan. Pienso que como youtubers tenemos que entender que principalmente nos siguen niños y adolescentes, que somos figuras para ellos y que cada mensaje o pensamiento que exterioricemos puede influir positiva o negativamente. Imagínate soltar un comentario discriminatorio o dar a entender que hay algo malo en nosotros… ¿Cómo se sentiría un adolescente que está pasando esa etapa de descubrir su identidad y su sexualidad? Los niños y adolescentes son mucho más sensibles a estos mensajes y apenas se están formando una mentalidad de las cosas. Nosotros debemos darles el apoyo moral que quizá muchos no reciban siquiera de sus padres o de sus compañeros.

¿Qué les dirías a esos jóvenes afectados por discursos de odio en las redes sociales, tan normalizados en estos tiempos?
Que no les presten atención. Te podrá sonar como una respuesta simple pero es lo cierto. Lamentablemente todavía hay personas que no aportan nada bueno; que si no te critican por ser gay o lesbiana, te dirán que estás gordo, que eres feo o que tu personalidad les disgusta. Esa gente es burla. Yo estoy claro en eso, pero sé que muchos niños y adolescentes no porque son influenciables, porque quieren encajar entre sus amigos, porque no quieren sentirse excluidos… Pero uno debe aprender a amarse a uno mismo como es y a ignorar a los que no la dan.
Luz Lancheros | Metro World News


Noticias Relacionadas