Cortesía
Cortesía

Espectáculos, Farándula por Metro Internacional,

Cincuenta sombras liberadas, protagonizada por Dakota Johnson y Jamie Dornan, se ha convertido en la número uno en la taquilla tras su estreno el pasado 9 de febrero.

Esta cinta es la tercera y última entrega de la saga cinematográfica que revela la intimidad de Christian Grey y Anastasia Steele.

Aún quedan muchos secretos por descubrir sobre la producción de esta exitosa serie de películas.

La joven actriz reveló cuál fue la escena de sexo más complicada que ha rodado en el papel de la protagonista.

Así lo dijo

Durante una entrevista con Marie Claire, la estadounidense reveló que la grabación más difícil llegó con la historia que pone punto y final.

La escena en cuestión se produce cuando Christian tapa los ojos a Anastasia en la habitación roja, una dinámica que ya ha aparecido más veces durante los tres largometrajes y que, en este caso, ha hecho que la intérprete se sintiera incómoda durante el rodaje.

“La más difícil de lejos -creo que de las tres películas-, fue una escena de sexo en la tercera cinta donde era esposada de pies y manos a la puerta, como a una valla que desciende. Además, tenía los ojos tapados. Fue algo aterrador, porque no me había dado cuenta de que no importa lo preparada que estés o cuanto hayas ensayado, cuando te quedan tus sentidos de esa manera, no puedes controlar la manera en la que va a reaccionar tu sistema nervioso. Así que fue realmente complicado desarrollar esa escena. Tenía ese tipo de dificultad”, indicó.

Pese a que más de un millón de espectadores desea ver las adaptaciones de las novelas escritas por E.L. James en la gran pantalla, los protagonistas no están del todo satisfechos con el trabajo que debieron realizar para llevarlas a cabo.

El director James Foley ha reconocido que existen más escenas que no han sido seleccionadas para el largometraje y que, por el momento, no se sabe si llegarán a hacerse públicas, como un desnudo frontal de Dornan.


Noticias Relacionadas