Jaime Chin-Mu Wu, Embajador de Taiwán. Javier Poveda
Jaime Chin-Mu Wu, Embajador de Taiwán. Javier Poveda

Espectáculos por Javier Poveda,

La paz y la prosperidad son parte de las características que tendrá el Año Nuevo Chino o Lunar que se celebra a partir del 16 de febrero y que cada año Tawián festeja con tradicionales actividades.

El embajador de Taiwán en Nicaragua, Jaime Jaime Chin-Mu Wu, comentó que La gente dedica tiempo para preparar todo lo necesario para este gran acontecimiento. Generalmente, se comienza con la limpieza de la casa y lugar de trabajo que según la tradición sirve para alejar la mala suerte. Sigue la decoración con flores y plantas, adornos de color rojo y mensajes de buena suerte colocados en las puertas y dentro de las casas.

Una parte muy importante de estas celebraciones es la comida, muchos de los platos que se preparan para esta ocasión se sirven debido a que son considerados como símbolos de buena suerte.

Uno de los platos más suculentos son las empanadillas que tienen la forma de lingotes de oro, que ayudan a quienes las coman a atraer la fortuna. El pudín de arroz glutinoso para desearle a la gente que “avance hacia cargos más altos” Y el pollo ahumado simboliza espíritu familiar.

En el nuevo año chino, está la Danza del Dragón, la Danza del León, los Petardos de Papel y el teatro de títeres.


Noticias Relacionadas

Luego que en el último artículo del año pasado —recién concluido— les hiciera una breve reseña de ganancias y pérdidas, dentro de tantas exp...

por Lyhelis Torres