El mismo Justin Timberlake se encontraba en la línea telefónica para hablar con el joven. /Cortesía
El mismo Justin Timberlake se encontraba en la línea telefónica para hablar con el joven. /Cortesía

Espectáculos, Farándula por Metro Internacional,

Hace una semana, Justin Timberlake hizo famoso a un niño que se encontraba entre el público del Super Bowl.

Con 13 años de edad, el chico no pasó desapercibido y en instante se volvió en todo un personaje en las redes sociales.

Recientemente, Ellen DeGeneres tuvo al “Selfie Kid” como invitado de su programa para hablar de ese momento de fama.

Ryan MacKeena, su nombre real, le contó a la conductora todo lo que sintió durante el show de medio tiempo y la gran sorpresa que se llevó al ver que el cantante se dirigía hacia donde él se encontraba.

Sin embargo, Ellen le dio una sorpresa aún más grande. El mismo Justin Timberlake se encontraba en la línea telefónica para hablar con el joven.

El cantante comentó su entusiasmo por compartir un tiempo con MacKeena por lo que lo invitó a él y a su familia a asistir a su próximo concierto.

Además, ya que el adolescente asistía por primera vez a un Super Bowl para ver a su equipo favorito, los Patriotas le enviaron entradas especiales para su próximo juego donde podrá asistir con toda su familia.

¿Ignoró a Justin Timberlake?

El joven de 13 años de edad se volvió en tendencia en las redes sociales ya que parecía no prestarle mucha atención a Justin Timberlake mientras él actuaba a su lado.

Sin embargo, MacKeena explicó que su teléfono le jugó una mala pasada a la hora de querer tomarse una selfie con el cantante.

“Se ha dicho mucho pero la verdad es que yo intentaba grabar un vídeo y bueno, mi teléfono es un iPhone 6 que va muy lento, por eso no era capaz de poner la cámara”, explicó.

El cantante pop estadounidense Justin Timberlake, aparentemente sin permiso, desplegó un holograma de Prince durante su participación en el espectáculo de medio tiempo del Super

Bowl LII que esta noche se celebró en el U.S. Bank Stadium de Minneapolis.

/ Getty Images

Durante los días previos al partido que los Eagles de Filadelfia derrotaron 41-33 a los Patriots de Nueva Inglaterra, para ser nuevos campeones de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), se informó que Timberlake presentaría un holograma de Prince, cuya ciudad natal fue Minneapolis.

El sábado, familiares del cantante dijeron que no se les había pedido permiso y que no lo autorizarían.

Pero en el escenario del Super Bowl apareció el holograma de Prince, mientras Timberlake cantaba “I Would Die 4 U”.

“Honrar a Prince sería respetar sus deseos. Justin Timberlake es desagradable”, declaró una persona aparentemente cercana a Prince.

/ Getty Images

Luego de varios de rumores, el sábado la familia de Prince negó que el holograma del fallecido cantante aparecería durante el espectáculo de medio tiempo del Super Bowl.

La familia del cantante de “Purple Rain” manifestó el sábado a través de una cuenta de Twitter administrada por su hermano, Omarr Baker, que eso no sucederá.

Baker dio por concluido el informe que publicó el sitio de noticias TMZ, que indica que Timberlake planeaba mostrar un holograma en honor a Prince y su ciudad natal de Minneapolis (Minnesota), donde se llevó a cabo el partido.

En la misma cuenta de Twitter, uno de sus contactos le preguntó “¿Esto significa que no lo autorizaste o que no está sucediendo?”, y Baker respondió: “Ambos”.
Mientras que la prometida de Prince, la cantante Sheila E., también reaccionó al informe de TMZ y escribió que “Prince me dijo: nunca permitas que nadie me haga un holograma. ¡No sería agradable que eso sucediera!”.

La actuación de Prince en el Super Bowl XLI en el 2007 todavía está considero como una de las mejoras de todos los tiempos, particularmente después de que el cantante se presentó durante un verdadero aguacero mientras cantaba “Purple Rain”.

/ Getty Images

La nueva polémica surgida en otro espectáculo del medio tiempo del Super Bowl, ahora con el holograma de Prince, tiene de nuevo como protagonista a Timberlake, el mismo que en la edición 38 que se celebró en Houston, con los Patriots ganadores (32-29) ante los Panthers de Carolina, también la generó.

Entonces se trató del destape de un pecho de la cantante estadounidense Janet Jackson, que protagonizó uno de los momentos más polémicos y comentados de la historia del Super Bowl, que al final se solucionó con el reconocimiento de la artista que dijo fue “fallo de vestuario”.

 


Noticias Relacionadas