Instagram
Instagram

Espectáculos, Farándula por Metro Internacional,

La segunda temporada de “Sin senos sí hay paraíso“ se acerca a su fin y todo el mundo habla de una escena que parecía impensable.

La gran villana de la telenovela, La Diabla logró que Albeiro, el esposo de doña Hilda, intimara con ella, a pesar de que odia a la narcotraficante.

El papel interpretado por Fabián Ríos fue obligado a esta circunstancia para salvar a su amigo Jota.

 

La Diabla logra que Albeiro se acueste con ella. ¿Qué creen que pasará después de este momento? @majidaissa @fabianrioss #sinsenossihayparaiso

Una publicación compartida de Sin Senos Sí Hay Paraíso (@sinsenossihay) el

 

Sin embargo, el hecho de que estos personajes tuvieran relaciones no fue bien recibido por los seguidores y se indignaron.

El video de la candente escena se acerca al medio millón de vistas en Instagram, donde los fans de la teleserie han expresado su repudio a este hecho con comentarios que van desde el contagio del sida (de ella a él) hasta problemas en el guion para lograr más audiencia.

 

 

La Diabla está llevando a Albeiro a su límite. ¿Qué pasará? @fabianrioss @majidaissa @francisco_boli #sinsenossihayparaiso

Una publicación compartida de Sin Senos Sí Hay Paraíso (@sinsenossihay) el

La serie que no te puedes perder

La historia escrita por Gustavo Bolívar es actualmente la producción estelar más vista en la televisión de habla hispana con cerca de 1,8 millones de televidentes totales.

Inicia cuando Catalina “la Grande”, a quienes todos dieron por muerta, regresa decidida a cobrar las cuentas pendientes del pasado.

Sí hay paraíso

Al momento de conocerse que Catalina ‘La Grande’ (Carmen Villalobos) había sido asesinada, Doña Hilda (Catherine Siachoque) estaba embarazada de su tercera hija.

El impacto de la noticia le adelantó el parto, dando a luz a una niña a quien también llamaría Catalina, “La Pequeña” (Carolina Gaitán).

Los padres acuerdan no permitir que con ella ocurra lo mismo que con la anterior, por lo que le pintan una línea amarilla en el umbral de la casa que tiene prohibido cruzar sola, con la advertencia de qué si lo hace, habrá tragedia y muerte.

Mientras Catalina ve pasar su infancia y su adolescencia desde la ventana, Daniela (Johanna Fadul), la hija de Yesica “La Diabla” (Majida Issa), crece rodeada de lujos y excesos.

Aún después de todos los años que han pasado desde la muerte de Catalina, el odio de Yesica hacia su recuerdo y su familia se ha hecho cada vez más profundo.


Noticias Relacionadas