"No me impide ser una feminista", dijo en una ocasión para Rolling Stone. / Getty Images
"No me impide ser una feminista", dijo en una ocasión para Rolling Stone. / Getty Images

Espectáculos, Farándula por Metro Internacional,

Emilia Clarke defiende escenas eróticas en Juego de Tronos. Interpreta a Daenerys Targaryen ha tenido un peculiar desenvolvimiento a lo largo de las 7 temporadas de ‘Game of Thrones’ y es que sin duda es una pateatraseros como pocas veces vemos en la pantalla chica.

El personaje ha roto con todos los estereotipos de damicela en apuros ya que es un líder fuerte, es ruda y la proyección de diversos matices feministas que se tejen en su historia, especialmente en su mundo y tiempo, donde los matrimonios son obligados y las mujeres no son más que un mero objeto sexual para los hombres.

Ella exige que todos la llamen por su propio título, especifica que ella no es una reina, sino un khaleesi, que es el título de Dothraki para la esposa del khal, que aunque es un titulo despectivo, lo hace para combatir la misoginia y las malas connotaciones.

Y sí, lo más importante en todo esto es recalcar que Daenerys ve por su propia satisfacción sexual: domina y exige (¿recuerdan la primer escena sexual con Khal Drogo?)

En la serie, Emilia ha aparecido en múltiples ocasiones desnuda, levantando críticas por las fuertes escenas que hace, sin embargo, para ella son tan determinantes en la historia que considera que quien tenga un problema con ello, tiene un problema con las mujeres.

Y es que por un lado, piensa que a pesar de que ha estado desnuda y que la han puesto como un “objeto de deseo”, en la pantalla, no significa que no es una feminista ni tampoco que no es una mujer poderosa.

“No me impide ser una feminista”, dijo en una ocasión para Rolling Stone. “Sí, tengo rímel y también tengo un alto coeficiente intelectual, así que esas dos cosas pueden ser una y la misma”.

/ Getty Images

Sin embargo, Clarke recientemente se refirió a una escena en particular, donde Daenerys le enseña a Daario Naharis a hacerle un striptease. “Es brillante. En realidad fui a los co-creadores David Benioff y Dan Weiss y les di las gracias. Es la escena que llevo esperanndo todo este tiempo”, dijo para Elle. “He tenido que soportar muchas críticas por tener escenas de desnudo y sexo… lo que es antifeminista. Pero las mujeres odiando a otras mujeres… ese es el problema, así que fue un alivio tener un alivio tener una escena para decir: ‘Ahí lo tienen'”.

Emilia tiene mucha razón: basta ya de vergüenzas y calificativos despectivos, la desnudez femenina no tiene por qué se satanizada ni tampoco tiene que volvernos blanco de ataques lujuriosos o violentos. Quizá en el caso de Emilia más que los desnudos lo que asusta es la respuesta mediática que generan.

Debemos dejar atrás la idea de “el cuerpo es feo”, “el cuerpo provoca” para pasar a la idea de “ver el cuerpo como algo positivo”. Eso es el verdadero feminismo, ¿de qué nos sirve seguir asustándonos por la revolución de los pezones #FreeTheNipple, o la idea de un cuerpo lleno de cicatrices y estrías?

Si te gustan las tendencias de moda podés ver este video:

El diseñador español Custo Barcelona cerrará las pasarelas de Nicaragua Diseña 2017, anunciaron los organizadores del evento. Nicaragua Diseña es la plataforma de moda más importante de la región.


Noticias Relacionadas

En octubre cumplirá 30 años y Emilia Clarke ha logrado una gran proyección en el cine y la televisión, que la muestran como uno de los rostros má...

por Gabriela Acosta Silva, Metro Internacional