"Tal vez tenga un despertar en mi vida" dijo el actor / Getty Images
"Tal vez tenga un despertar en mi vida" dijo el actor / Getty Images

Espectáculos, Farándula por Metro Internacional,

Andrew Garfield está siendo criticado por decir que es un hombre gay “sin el acto físico” sólo porque ve “RuPaul’s Drag Race”, reality show que retrata un concurso de belleza de las drag queens. La intención de Garfield, según declaró para el portal GayTimes es investigar al personaje que interpreta en la obra de teatro “Angels in America”, un hombre gay que vive con SIDA.

El actor que saltó a la fama luego de interpretar al legendario Spiderman en 2012, se encuentra en la mira por unas declaraciones bastante llamativas sobre su propia sexualidad.

A pesar de que Andrew Garfield declaró que no es gay, aceptó que el papel que está interpretando ha despertado cierta curiosidad en él. “Hasta donde sé, no soy un hombre gay, pero tal vez tenga un despertar más tarde en mi vida, que estoy seguro será maravilloso y voy a llegar a explorar esa parte del jardín. Pero ahora estoy aislado en mi área, que también es maravillosa”

Cabe recordar que durante los Golden Globes, Garfield compartió un inesperado beso con Ryan Reynolds y declaró que “sólo quería que Ryan supiera que lo amo sin importar que gane o pierda, no importa”. Posteriormente durante el show de Stephen Colbert para Late Show, besó al presentador en la boca cuando este le preguntó por lo sucedido con Reynolds.

Andrew tuvo una ferviente relación con Emma Stone, de quien se declaró fan e inspirado por ella. Si bien el actor no confirmó puntualmente nada, es genial saber que no tiene problemas con el tema y que se muestra bastante abierto a experimentar con personas de su mismo sexo. Pero ver Drag Race no es de un hombre gay. “Ser un hombre gay sin el acto físico” como declara el actor, es decir que está disfrutando ciertas partes de la cultura gay sin arriesgarse a lo que estos se enfrentan día a día, en un mundo donde ser un LGBTQ, implica perversión, rechazo y algo malo.

Por lo pronto, la obra parece ser una nueva experiencia creativa para el actor británico y se ha tomado muy en serio el papel ya que semanas atrás, improvisó un divertido baile en un espectáculo drag queen y con todo y peluca subió al escenario para interpretar “I’m Every Woman” de Whitney Houston.

 

 


Noticias Relacionadas