Cine y Tv, Espectáculos por Metro Internacional,

Los suscriptores de Netflix quedaron en shock la semana pasada al enterarse de la cancelación de Sense8, sin embargo, los fans de la serie han iniciado una campaña para que la plataforma streaming la continúe. Aquí hacemos un recuento de otras series originales que dejaron de producirse.

Hemlock Grove

Esta serie de terror, creada por Brian McGreevy y Lee Shipman, fue estrenada el 19 de abril del 2013. Contó solo con tres temporadas y se adentraba en las salvajes prácticas de los habitantes del lugar.

Marco Polo

La serie que narraba las aventuras del famoso explorador del siglo XIII fue cancelada tras dos temporadas. Pese a la buena crítica mediática y su extraordinaria calidad de producción, la revista The Hollywood Reporter explicó que fue cancelada por su alto costo, US$100 millones por cada temporada.

Lilyhammer

Tras tres temporadas, la plataforma streaming decidió no renovar la comedia en la que Stevie Van Zandt daba vida a un mafioso retirado, al estilo Los Soprano, que se acoge a un programa de protección de testigos, por lo que tiene que mudarse de Nueva York a Noruega.

First day of camp

Precuela de la película Wet hot american summer (2001) de David Wain, esta comedia tuvo una temporada de 8 capítulos. ¿Qué pasó? El cast es muy difícil de reunir: Bradley Cooper, Paul Rudd, Amy Poehler, Jon Hamm, entre otros.

Bloodline

La tercera y última temporada del drama centrado en la oscura familia Rayburn fue lanzada apenas el pasado 26 de mayo. La cancelación de la serie cayó de sorpresa, pues sus creadores habían dicho que tenían planes para realizar hasta seis temporadas.

The Get Down

Este es el más grande fracaso de Netflix hasta la fecha: fue en su momento su serie más costosa, US$7,5 millones por episodio, y fue cancelada tras solo una temporada de 12 capítulos. Según Variety, tuvo una audiencia de 3 millones en EE.UU., muy por debajo de lo esperado.

 

 

 


Noticias Relacionadas