/ Getty Images
/ Getty Images

Cine y Tv, Espectáculos por Metro Internacional,

A finales de agosto de 2013, una pequeña película salió de la nada e hizo mucho dinero. Se llamó “Instructions Not Included”, una comedia mexicana protagonizada, escrita y dirigida por Eugenio Derbez, una gran estrella en su país de origen, y hasta entonces descocido en

Estados Unidos. Y aún así, recaudó US$44 millones —y US$66 millones más fuera del país—, convirtiéndola en la película en español más exitosa en el mercado estadounidense.

“Eso me abrió un montó de puertas”, nos contó Derbez. No mucho después, decidió dar un salto de fe: cerró sus oficinas de producción en México y se trasladó a Los Ángeles. “Empecé todo desde cero: una nueva compañía, un nuevo hogar, todo”.

Todo se ha pagado. Derbez hizo un trato de cinco producciones con Lionsgate. El primer trabajo: “How to Be a Latin Lover”, su primer papel protagónico en una película en inglés. Interpreta a Maximo, un buscador de oro, cuya esposa millonaria de 80 años, con quien llevaba 25, le deja por un joven modelo (a quien interpreta Michael Cera). Y en vez de asumirse en edad madura, se mete en la misma ropa para intentar encontrar otra anciana millonaria que pueda costearle su lujosa vida.

Esto podría haber sido un trabajo descerebrado para emparejar a Derbez con Hollywwod, pero “Latin Lover” no era cualquier cosa. Por algo, la comedia no siempre atraviesa las fronteras nacionales.

“El drama es universal; todos lloramos por las mismas razones. Pero la comedia es muy particular. Depende de cada país, de cada cultura”, explica Derbez. “Fue difícil hacer un guion que apelara tanto a la audiencia estadounidense como a la mía. Porque no quise olvidar mi audiencia”.

Mientras “Instructions Not Included” era un proyecto amateur estilo Woddy Allen, escrita, interpretada y dirigida por la misma persona, “Latin Lover” fue dirigida por Ken Marino, la prolífica estrella estadounidense de comedias como “The State” y “Party Down”, y escrita por los estadounidenses Chris Spain y John Zack. El elenco es completado por nombres conocidos en la comedia como Rob Corddry, Rob Riggle, Rob Lowe y Rachel Welch, como la millonaria a quienes todos quieren seducir —y mientras, Salma Hayek interpreta a su distanciada hermana—.

“Al principio quise dirigirla, pero después decidí que era muy arriesgado. Es un mercado nuevo. No es mi idioma nativo”, dice Derbez.
Sin embargo dice que pretende dirigir de nuevo en el futuro, piensa que esta fue la decisión correcta: una vez en el set, se dio cuenta de que no siempre entendía porqué siempre las bromas estadounidenses eran divertidas. El humor hispano, generalmente tiende a ser muy diferente.

“Nosotros somos probablemente más amplios”, explica Derbez. “Si es que ves cualquier canal hispano, somos realmente grandes. Las bromas son grandes, las risas son grandes. En Estados Unidos, todo es muy aterrizado, muy fresco. Y no quieres que el mercado estadounidense piense. Esto es muy grande, muy payaso”.

Así que todos trabajaron para encontrar un equilibrio entre las dos culturas. Derbez mismo intentó cambiar su estilo un poco. “Usualmente, juego mucho con las palabras, haciendo bromas jugando con el idioma español”, dice. Pero aún no puede hacer lo mismo en inglés.

“Todavía estoy aprendiendo. No tengo la confianza suficiente como para jugar con las palabras en inglés. Pero lo estoy consiguiendo”.

Derbez incluso se vio interpretando a alguien que no es como él para nada.

“En la vida real, soy muy muy tímido”, admite. Subir de peso ayudó. Subió 9 kilos, por lo que la panza de Maximo se hace notar. “No es consciente de que ya es viejo. Se siente aún atractivo y sexi. Pero ya no lo es”.

Que Maximo olvide constantemente y obviamente su figura no solo aporta comedia. También enseñó a Derbez una lección de confianza, a veces perdida.

“Cuando te acercas a una mujer y te sientes confiado, es todo lo que necesitas”, dice. “No importa si eres pequeño o alto. Si te sientes en confianza y atractivo, no necesitas nada más”.

La ropa ayuda. “Te hacen sentir diferente. Cuando estás usando un buen traje, te sientes inmediatamente más poderoso, más sexi”, afirma. “Es todo lo que necesitas. Y una buena entrada”.


Noticias Relacionadas