Cine y Tv, Espectáculos por Metro Internacional,

Titanic se estrenó hace más de 20 años atrás, pero sigue haciendo noticia. Esta vez, un hombre asegura que el director de la cinta, James Cameron, utilizó su personalidad y algunas historias para crear el personaje de Jack.

Se trata de Stephen Cumming, un “maestro de yates” según TMZ, y quien ha demandado al mencionado director por plagiar su vida para completar Titanic. Según indica el portal mencionado, James Cameron habría tomado prestadas algunas de las anécdotas de este hombre, ocurridas en Brevad County, Estados Unidos, entre 1988 y 1989. Además, agrega que él conocía a dos personas que iban a bordo del Titanic y que a ellas pertenecen las memorias que el director plasmó en algunas escenas.
Okay GIF - Find & Share on GIPHY

Titanic, protagonizada por Kate Winslet y Leonardo DiCaprio, consiguió recaudar un total de 2 billones de dólares en la taquilla mundial y lo que pide Cummings con la demanda es el 1 por ciento de los derechos de la producción, algo así como 300 millones de dólares.

Otras películas demandadas

Pixar ha recibido varias demandas por plagio que acabaron en nada, pero el caso que nos ocupa es ‘Buscando a Nemo’. Un tal Franck le Calvez llevó a la compañía a juicio porque consideraba que habían copiado multitud de elementos presentes en un libro infantil ilustrado que él había hecho. Lo cierto es que los parecidos son lo suficientemente razonables como para quejarse, pero no tiene tanto mérito si has hecho tu libro después de enterarte de la existencia de la película.

Por desgracia para él, se demostró que así era, por lo que fue condenado por fraude y tuvo que pagar unos 80.000 por los gastos legales y en concepto de daños y perjuicios.

‘El curioso caso de Benjamin Button’, es otro caso. Una tal Adriana Pichini consideró que la cinta de David Fincher era un plagio de ‘Arthur’s Return to Innocence’, un relato corto que había escrito en 1994, por lo que contrató a un abogado y se pusieron manos a la obra. Hasta ahí todo podría parecer normal, pero es que ‘El curioso caso de Benjamin Button’ era la adaptación de un relato corto escrito por F. Scott Fitzgerald en 1922, por lo que el caso acabó quedando en nada.

Sylvester Stallone escribió el guion de ‘Rocky’ poco después de ver el combate entre Chuck Wepner contra Muhammad Ali e incluso llegó a usar el nombre del primero durante la campaña promocional del lanzamiento de la película en dvd varios años después. Sin embargo, Stallone consideraba que ya era suficiente recompensa el ser reconocido como el Rocky de la vida real, por lo que ignoró su promesa de darle una compensación económica. Wepner llevó el caso a los tribunales en 2003, pero hubo que esperar hasta 2006 para que se llegase a un acuerdo económico cuyos términos se desconocen.

Casualidad o no, ‘Rocky Balboa’, sexta entrega de la franquicia, se estrenó apenas meses después de solucionar este problema, por lo que sospecho que Stallone simplemente quiso esquivar cualquier posible mala prensa que esto habría dado al regreso a la gran pantalla del personaje 16 años después del lanzamiento de ‘Rocky V’.


Noticias Relacionadas