La cantante canadiense Celine Dion posa en los premios Billboard en Las Vegas (Estados Unidos) el 21 de mayo de 2017. EFE/
La cantante canadiense Celine Dion posa en los premios Billboard en Las Vegas (Estados Unidos) el 21 de mayo de 2017. EFE/

Espectáculos, Farándula por Metro Internacional,

La gran noche de los premios Billboard se llevó a cabo este domingo en Las Vegas, en una ceremonia que dio mucho de que hablar. Te presentamos los cinco momentos más importantes del evento.

Drake rompió récords

El rapero se llevó a casa 13 premios, incluyendo a Mejor Artista, superando el récord de 12 trofeos que tenía Adele en una sola noche. También fue un éxito cuando cantó su sencillo Gyalchester en la fuente en el Resort y Casino Bellagio, donde hubo fuegos artificiales.

El regreso triunfal de Cher

Para su presentación de Believe usó una peluca rubia, algunos adhesivos y muchas cuerdas. Su look de ‘si pudiera volver al pasado’ fue un regreso a su video de 1980 con un traje transparente. En su discurso de aceptación, el público se emocionó cuando Cher recordó que ha estado en la industria de la música por 53 años y que este sábado cumplió 71 años.

Los 20 años de ‘My Heart Will Go On’

La canción de Titanic cumplió 20 años. La canadiense Celine Dion cantó My Heart Will Go On en honor al aniversario número 20 de esta famosísima canción. Apareció en el escenario con un vestido de alta costura de Stephane Rolland con enormes mangas y cantó la canción mientras escenas de la icónica película pasaban una pantalla gigante.

Recordaron a Chris Cornell

El cantante de Soundgarden y Audioslave que murió la semana pasada a los 52 años fue homenajeado durante la ceremonia. Dan Reynolds, del grupo Imagine Dragons, le rindió tributo a Cornell. “Chris Cornell, de Soundgarden y Audioslave, fue un verdadero innovador, un arquitecto musical y un pionero de avanzada en el movimiento grunge de Seattle”, dijo Reynolds.

El llanto de Miley Cyrus

El show de Miley Cyrus tuvo un momento muy emocional y emotivo que la hizo llorar. Cyrus interpretó su relajado nuevo sencillo ‘Malibu’, con un sonido y un estilo tenue, muy distinto a los éxitos que la hicieron una estrella pop hace algunos años. La cantante estadonidense se emocionó tanto que al final de su actuación captaron lágrimas brotando de sus ojos.


Noticias Relacionadas