Espectáculos, Farándula por Gabriela Acosta Silva, Metro Internacional,

Sting es un hombre pacífico, y a través de su música y acciones busca dejar un buen legado en todos los aspectos.

Durante su paso por Latinoamérica presentando 57th & 9th Tour, el músico muestra que a pesar de ser una leyenda viviente, aún sigue siendo un hombre con un corazón muy joven. A sus 65 años vive una buena etapa, goza de una buena salud física gracias al hábito del yoga y reconoce que el rock and roll no pasa por un buen momento.

¿Te ha llegado a estorbar la fama?

No quiero ser una estrella del pop toda mi vida, hago música por necesidad, así como lo es respirar o comer. La fama es parte del camino, pero no es lo más importante. Tengo 65 años y aún sigo haciendo este trabajo, y estoy contento. A veces pienso que si tuviera otra profesión, no ganaría igual que ahora (risas).

El cantante, que presenta su 57th & 9th Tour, reconoce que el rock and roll no pasa por un buen momento

¿Qué diferencias hay entre esas giras que hacías con The Police y ahora con tu propia banda?

Que ahora cada uno de los integrantes conoce cuál es su trabajo. Nadie está compitiendo por ser más o menos, hay una estabilidad creativa, menos presiones y la verdad… no somos rockstars, sino simples músicos que van haciendo lo que les gusta.

¿Te preocupa que no quede un legado musical de las nuevas generaciones?

Es una pregunta complicada, porque conozco a músicos y bandas que están haciendo cosas interesantes. Te mentiría si digo conocer qué pasará en el futuro, porque no sé cuál es el mío. Lo que he visto, es que los jóvenes se desesperan y eso no les permite una continuidad, que es básica para sobrevivir en la industria de la música.

Dato
65 años tiene este artista

¿Qué es lo que más te preocupa del mundo?

¡Todo! Desde la política, el medio ambiente, los temas sociales y de cómo el ser humano intenta destruirse. Lo que hago es proponer y hacer cambios desde mi trinchera, no trato de resolver los problemas sino de ofrecer soluciones. Algo que de verdad me preocupa, son las migraciones que se han vuelto una consecuencia de las guerras y la pobreza. Estoy trabajando mucho en pro del cambio climático, porque eso está afectando en exceso.

¿Cómo diagnosticarías al rock and roll?

Está envejeciendo, en lo personal es parte de mi ADN, a pesar de que he estado haciendo otro tipo de sonidos en los últimos 10 años de mi carrera. La vida de la estrella del rock está envejecida, y vemos cómo los íconos de varias generaciones están muriendo, es como una sacudida, porque es cuando vemos que no somos inmortales. Creo que están surgiendo buenos proyectos con un gran futuro.

¿Alguna queja de vida?

Sería injusto quejarme, he tenido experiencias increíbles y sigo haciendo lo que más me gusta.


Noticias Relacionadas

Hace 7 años, entrevistamos a Lars von Trier dos horas después de que fuera expulsado del festival después de sus comentarios sobre “ser nazi” d...

por Paulo Portugal /Metro World News

La colombiana ha tenido la oportunidad de trabajar con Álex de la Iglesia, reconocido director y guionista de cine español con su papel en la pelíc...

por Nohelia G. Loásiga