La modelo abrió su corazón y habló de la primera vez que vio a Bruce Jenner vestido de mujer / Archivo
La modelo abrió su corazón y habló de la primera vez que vio a Bruce Jenner vestido de mujer / Archivo

Espectáculos, Farándula por Metro Internacional,

Kendall ha dejado claro que es la menos Kardashian del clan. En esta ocasión protagoniza la portada de Harper’s Bazaar, ahí se dijo más Jenner que Kardashian, le gusta mantener un perfil bajo, ser menos polémica que sus hermanas.

Ser hija de Kris Jenner y hermana del clan Kardashian le aseguraba una vida complicada, siempre tratando de mantenerse al margen, la joven habló acerca de su reacción al ver vestido de mujer a su padre, quien para ella era muy importante y a quien le tenía un amor especial.

Relató que encontraron pistas, pues había “un esmalte de uñas por aquí, pelucas por allá”. “La investigación para saber qué era lo ocurría duró mucho tiempo”, cuenta Jenner. “Encontrábamos pequeñas cosas y pensábamos que eso no era normal. Por un momento incluso creímos que mi padre engañaba a mi madre. Y después pensamos que eso no podría ser real”.

Kendall relató la forma en la que vio a su padre vestido de mujer por primera vez. Bajó por un vaso de agua a mitad de la noche y vio a Bruce Jenner, el medallista olímpico, vestido de mujer. “Mi corazón se rompió. Allí estaba ella como realmente era, a las cuatro de la mañana. A esa hora era la única que podía ser ella, antes de que nosotros despertáramos”.

“Cuando nos dijo que Caitlyn sería verdadera, me enfrenté a meses muy emocionales. Si hablaba del tema lloraba. Es un sentimiento de luto… Obvio que la persona sigue allí, pero físicamente estás perdiéndolo. Era mi padre, el hombre con el que crecí, el hombre que me crió. Honestamente, empiezas a darte cuenta que la persona sigue viva, que está allí. Que sigue siendo una bendición. Que es asombroso. Me di cuenta de que debía de estar agradecida porque seguía teniendo a mi padre. Y de pronto todo comenzó a parecer normal”.


Noticias Relacionadas