/Difusión
/Difusión

Espectáculos, Farándula por Metro Internacional,

Scarlett Johansson es una de las actrices más populares del momento; no sólo por la cantidad de películas que tiene bajo el brazo sino por las criticas tan acertadas que hace en sus diferentes apariciones públicas.

El pasado mes de febrero, durante la Marcha de las Mujeres en Wahington, Scarlett se subió al podio para dirigirse a Trump con el tema del aborto y la planificación familiar. “Presidente Trump, yo no voté por usted, pero respeto la elección y quiero apoyarlo, pero primero le pido debe apoyarme (…) apoye a mi hija que por las decisiones que usted ha tomado, no tendrá el mismo derecho a elegir sobre su cuerpo, del modo privilegiado en que su hija Ivanka pudo”, dijo en aquella ocasión.

En entrevista con The Huffington Post, Johansson confesó que después de que Donald Trump, ganara las elecciones, sintió pánico y que llegó a obsesionarse con leer las noticias a todas horas para saber qué es lo que estaba pasando en el país y el mundo.

Pero para Scarlett, Trump no es la única amenaza, sino la familia entera, incluyendo a Ivanka, la hija mayor del magnate y presidente electo. Hace unos días, la actriz personificó a la socialité en un segmento cómico de Saturday Night Live sin embargo, está lejos de hacerle gracia.

La actriz se ha convertido en una activista modelo, especialmente porque no teme mostrar su oposición ante el mandato de los Trump. “Es realmente cobarde”, dijo sobre Ivanka

Durante la Convención de Mujeres en el Mundo, Johansson habló sobre la reciente entrevista de Ivanka Trump con CBS, donde (la empresaria) afirmó que la mayor parte de sus acciones durante el mandato de su padre, serán de forma silenciosa y detrás de cámara. “No creo que sea más efectivo hablar públicamente cuando no estoy de acuerdo”, dijo Ivanka al presentador del noticiero (…) Creo que la mayor parte del impacto que tengo, con el tiempo, la mayoría de la gente no lo sabrá”.

Ivanka acaba de ser formalmente contratada por la Casa Blanca como “Asistente del Presidente” por lo que en la entrevista también habló sobre las críticas que recibe por trabajar para su padre: “Si ser cómplice es querer ser tener un efecto positivo, entonces soy cómplice (…) Espero que el tiempo demuestre que he hecho un buen trabajo y mucho más” Además de que insinuó que los que la critican por “cómplice” actuarían de la misma forma de encontrarse en en su posición donde Trump es su padre y el jefe máximo de los Estados Unidos.

“Doy mi punto de vista regularmente y mi padre está de acuerdo conmigo en muchos temas. Pero cuando no es el caso, él sabe cuál es mi opinión”, declaró

Johansson no se inmutó al decir que es decepcionante y desconcertante la forma de pensar de Ivanka: “Tienes que opinar en público (…) Eso de que detrás de un gran hombre hay una gran mujer está pasado de moda, no es inspirador y es realmente cobarde”, sentenció la actriz. “No puedes tener ambas cosas, ¿verdad? Si tomas un trabajo como abogado público, entonces debes abogar públicamente, ¿no? “

No es que Scarlett piense que Ivanka estará oculta detrás de la puerta cuando ocurra algo sino que considera molesto que parece que le tiene miedo al poder de sus propias influencias y elecciones. “¿En dónde quedó eso de estar frente a esa persona, o al lado o de pie por tu propia cuenta?”, cuestionó la actriz sobre el empoderamiento falso que Ivanka intenta transmitir. “Es anticuado pensar que una mujer poderosa no debe preocuparse cuando alguien la critica”, dijo.

Scarlett agregó que siempre ha tenido interés en la política local ya que es ahí donde se pueden generar mayores cambios en la comunidad. Además afirmó que le gusta la idea de convertirse algún día en alcaldesa de Nueva York ya que le gustaría crear una ciudad más verde con acceso fácil a viviendas y servicios para todos.


Noticias Relacionadas