/Cortesía
/Cortesía

Espectáculos, Música por Lucía Hernández /MWN,

Con más de 15 años presente en los top charts, el músico francés estrena nuevo sencillo con Nicki Minaj y comparte las claves de su éxito.

¿Cómo se dio esta nueva colaboración con Nicki Minaj en “Light my Body Up”?

Primero que nada porque tengo una gran historia con ella. Mi primer trabajo con Nicki, “Hey Mama”, acaba de pasar el billón de reproducciones en YouTube, lo cual es loquísimo. Creo que en cuanto a la producción del tema, es algo muy diferente a lo que he hecho, es muy minimalista. Me encantó, creo que es cool y atrevida la canción, es más como una canción sexy y ella escribió ese rap, que es un poco controversial por la batalla que tiene con Remy Ma, pero al final la canción es muy sexy.

¿Cómo funciona cuando colaboras con diferentes cantantes?, ¿qué es primero la letra o el beat?

Depende de la situación. En esta ocasión empecé con el beat y luego trabajé con el compositor y luego la terminé con Nicki Minaj; ella escribió el rap y luego me envió una sorpresa con la voz de Lil Wayne.

¿Cuándo sale el nuevo disco y qué podemos esperar?

En realidad el disco no está nada cerca de estar terminado y ni siquiera sé cuándo va a estar listo. Éste es el primer sencillo y me estoy concentrando en él, pero sí he avanzado. En términos de producción es algo más maduro. Estuve usando muchos instrumentos acústicos y es como volver a las bases de la electrónica.

Cuando estás trabajando en una nueva canción, ¿tienes ese momento en el que escuchas algo y sabes que va a funcionar?

Sí, por supuesto. Como funciona siempre es que trabajo con un compositor y empiezo por crear una base instrumental y luego en el estudio trabajamos con las letras. Muchas veces partimos de cero, en el sentido de que tocamos la guitarra y escribimos. Pero sí hay algo que me hace sentir que una canción es una ganadora, pero me cuesta trabajo expresarlo. Componer canciones es lo que realmente hace a un disco y toca el corazón de la gente, especialmente porque mi música ahora es más pop de lo que solía ser.

¿Y cómo funciona cuándo preparas el setlist de tus presentaciones?

Es un proceso totalmente diferente. Por ejemplo, tomo una de mis canciones clásicas y creo música con ella o mezclo dos discos y es casi tanto trabajo como crear un nuevo disco. Por supuesto todos los DJ hacen lo mismo, pero yo trato de dar una experiencia única para que la gente que va a mi show escuche algo que no podrá escuchar en otro lugar, e incluso cuando hago presentaciones pequeñas, toco versiones de las canciones que no podrán ser escuchadas en otro lado.

Este año cumples 50… ¿marcará eso un hito en tu vida o tu carrera?

¡Hasta el final de año! Todavía falta mucho para eso (risas). Para ser honesto, suena como algo realmente loco para mí. Por supuesto no me siento de 50 porque cuando tenía 17 años empecé a tocar en clubs y la gente para la que tocaba tenía 20-25, máximo 30 años, y cuando cumplí 30, la gente seguía teniendo 25, luego cumplí 40 y seguían teniendo 25. Siento como si nunca hubiera envejecido porque la gente a mi alrededor sigue siendo joven. Además amo tanto lo que hago que creo que esa pasión te mantiene joven, pero sé que suena muy loco cuando lo pienso.

¿Crees que estamos viviendo la “edad de oro” del EDM (Electronic Dance Music)?

Creo que estamos pasando por una transición en donde una generación de artistas está a punto de desaparecer y solo los más creativos van a permanecer y una nueva generación va a llegar. Pero sí, por supuesto, ha sido una edad de oro desde hace algunos años.

¿Cuando lanzas una nueva canción estás pendiente de las cifras en las plataformas digitales?

Sí, por supuesto, sobre todo porque generalmente estoy  cambiando mi sonido o buscando cosas nuevas, entonces necesito saber cómo reacciona la gente ante ello.

¿Y también lees los comentarios en redes sociales?

Un poco. Trato de no hacerlo mucho porque no me gusta que me digan qué tipo de música debo hacer.

Estás por abrir tu residencia en Ibiza y Las Vegas, ¿es diferente lo que tocas ahí a lo que vemos en los festivales?

Sí, totalmente. Mi raíces son los clubes y me gusta el hecho de que cuando toco en un club puedo realmente ver a la gente, es un contacto más directo. Me encanta interactuar con la gente. Es más sexy y más interesante porque en un festival, el nivel de energía es increíble, pero al mismo tiempo, al ser tan grande tienes que tocar a lo grande, no puedes ponerte a probar un beat underground.

¿Encuentras alguna diferencia entre los diferentes públicos?

Oh sí. La gente latina es súper cálida. A todos nos gusta tocar aquí porque la gente es muy efusiva.

Este género exige mucha creatividad y reinvención, ¿cómo logras mantenerte relevante?

Es el mayor reto. siempre es un balance entre la gente que va verte porque quiere ver al David Guetta y quieren escuchar mis hits, pero no puedo tocar siempre lo mismo, entonces tengo que mantener a mis fans de antes felices y también hablarle a una nueva generación y para mí es emocionante tocar nuevos sonidos y siempre trato de encontrar ese balance. Debes buscar cómo hacer algo nuevo sin olvidarte de lo que eres.


Noticias Relacionadas