Para celebrar este aniversario, la orquesta recibió invitados internacionales. /Orlando Valenzuela
Para celebrar este aniversario, la orquesta recibió invitados internacionales. /Orlando Valenzuela

Espectáculos, Música por Keysi García,

Hablar de 25 años de carrera musical se dicen fácil pero no lo son, asegura Ramón Rodríguez, uno de los fundadores de la Camerata Bach y director del Teatro Nacional Rubén Darío, donde se llevó a acabo la celebración por dos días.

Han sido “muchos desvelos. Hemos viajado por toda Nicaragua, hemos llevado la música a casi todos los rincones. Es un andar en la música, es una vida. 25 años le truenan, así como decimos los nicaragüenses”, describe Ramón Rodríguez, uno de los fundadores de la agrupación.

En el Teatro Nacional Rubén Darío. Los nicaragüenses disfrutaron de sus mejores éxitos durante dos días

Clásicos alemanes, italianos y nicaragüenses sonaron en la Sala Mayor del Teatro  Nacional y contagiaron a los asistentes con cada vibra emitida por los instrumentos de la orquesta, integrada por los nueve miembros actuales de la Camerata, artistas invitados y orquestas de Cuba y Costa Rica. El repertorio, compuesto por una selección de piezas que ya han sido grabadas en los discos, iba desde las obras de Johann Sebastian Bach hasta sones nicaragüenses y música contemporánea que han marcado las décadas recientes.

Vivencias inolvidables

Rodríguez describe la experiencia en la Camerata como satisfactoria. “Una de las cosas más emocionantes es el público, a mí me emociona cuando a la gente le gustó el concierto, cuando a la gente le gustó nuestro trabajo y vienen los aplausos”, señala.

El primer día de presentación esta orquesta  interpretó varias piezas de ópera, género musical que se ha desarrollado en el país gracias a la influencia de la Camerata Bach. Asimismo participó el cantautor Ofilio Picón, y junto al coro, predominantemente joven, hizo resonar en la sala la versión musical del poema “A Margarita Debayle”. Otros artistas que se sumaron a esta importante celebración fueron Carlos Luis Mejía, Rebecka Molina, Dagoberto Palacios y músicos de la agrupación Jazztá.

También resonaron en la Sala Mayor icónicas piezas de filmes como “La guerra de las galaxias” y “La novicia rebelde”, así como de la ejecución del dinámico ritmo del mambo desde la orquesta. Para cerrar con broche de oro, todos se unieron al unísono para interpretar “Oda a la alegría”.

Inicios

Rodríguez, junto al músico Raúl Martínez, fundaron la Camerata Bach en 1992. Al principio se caracterizaban por los conciertos de música europea, pero 25 años después su repertorio se ha ampliado hacia el panorama musical mundial. Solamente en el Teatro Nacional se han presentado en más de 850 ocasiones. Los músicos de la Camerata han demostrado su versatilidad al incorporar nuevos géneros, como el bolero y la ópera, promoviendolos en Nicaragua con un sinnúmero de actividades anuales llevadas a cabo por la agrupación.

“Al final, la mejor gratitud es llegar a los 25 años, somos la orquesta de Centroamérica que más estable ha estado y más conciertos hace”, concluyó el director de la Camerata.


Noticias Relacionadas