/AFP
/AFP

Espectáculos, Farándula por Metro Internacional,

En “Hasta el último hombre”, el primer filme de Mel Gibson en una década, Luke Bracey interpreta a un soldado durante la Segunda Guerra Mundial de carácter malhumorado y no muy amigable quien, junto con su pelotón de similar pensamiento, desprecian e interpretan el pacifismo de Desmond Doss (Andrew Garfield) como cobardía. Al final de la película, el personaje de Bracey, habiendo presenciado la valentía de Doss en el campo de batalla (salvó la vida de 75 hombres en Okinawa), cambia su postura, y crean un lazo mientras están en una trinchera compartiendo latas de carne procesada, en medio de escenas de batalla consideradas de las mas realísticamente violentas alguna vez filmadas. Bracey, quien recientemente interpretó el papel de Keanu Reeves en la nueva versión de “Point Break”, nos platica acerca de mantenerse real y cómo, a pesar de todo, Mel Gibson es un tipo divertido.

Entonces, “Hasta el último hombre” es muy violenta.

Sí, pero así es la guerra. Hace poco le presentamos la película a un grupo de veteranos en Nueva Orleans y algunos de ellos estuvieron en esa batalla, incluyendo al abuelo de Drew Brees -el mariscal de campo de los Saints. Por muy terrible que parezca, te da cierta humildad escucharles decir que las escenas de batalla son las imágenes más fieles a la realidad que han visto. Darte cuenta lo que es el horror real. Me encanta la historia y a Mel también, así que el filme tenía que ser realista.

Mel Gibson tiene fama de bromista en el set

Sí, es el más gracioso. Siempre dice bromas entre tomas. No teníamos tiempo para bromear tanto, pero él lo hacía. Crees que se te va a acercar para darte alguna instrucción, pero solo te dice un chiste y comienzas a reír. Él es así, y agrega vida a la toma. De hecho es una película divertida, no solo Vince Vaughn, quien es una de las personas mas graciosas que existen. Es la yuxtaposición entre el lado serio y el divertido del filme. Tienes que tener la luz y la oscuridad.

¿Que tipo de bromas?
No recuerdo. Pero por ejemplo, imitar personas. Tiene una voz de goma. Pretendía ser español o algo por el estilo. Es tan transformable. Podría estar siendo entrevistado por un periodista español y el le contestaría con acento español.

Mel es muy controvertido, pero en tu último filme trabajaste con alguien aún más, el joven escritor Max Landis.

Sí, Max es un gran tipo. Muy inteligente. Tiene mucha energía y muchas cosas le están pasando por la cabeza. Su conocimiento de superhéroes es enciclopédico. La pasamos muy bien. Un tipo astuto. Su amor por historias es increíble.


Noticias Relacionadas

Su rostro comienza a llamar la atención en el séptimo arte, y Luke Bracey va pisando fuerte con papeles en cintas de acción, drama y romance. El au...

Por