/Agencias
/Agencias

Espectáculos, Farándula por Metro Internacional,

Bryan Ray tiene 31 años y es de Los Ángeles. Ha dedicado su vida y su dinero a una cosa en especial: quedar idéntico a su  ídola, Britney Spears. De hecho, se ha gastado la friolera de 80 mil dólares, en 90 cirugías plásticas, para llegar a parecerse a la cantante pop. Por lo menos sus amigos lo llaman “Britney”.

Por supuesto, “Britney” se ha puesto implantes, bótox, inyecciones de grasa en sus mejillas, se ha removido el pelo con láser y tiene un régimen de cuidado de piel estricto, hecho para que luzca “eternamente joven”. Bueno, la Britney verdadera, como sabemos, no pudo decir (ni hacía)  lo mismo hace 10 años.

Su heroína absoluta 

Su obsesión con ella comenzó cuando él tenía 17 años. Precisamente, cuando lanzó su hit “Toxic” en 2003 y cuando, entre otras cosas, se dio un beso con Madonna en los VMA’S. “Era el tiempo en que ella exploraba su sexualidad y hacía lo que quería. Quise eso”, afirmó el joven.

Bryan Ray se ha gastado toda una vida y algo más en cirugías plásticas para ser igual a su ídola de toda la vida

 Desde ahí, Ray la ve en cada una de sus giras y se memoriza sus coreografías. Ya la ha conocido tres veces, dice. “Es la persona más dulce”, afirmó. Pero también la volvió a ver en su crisis personal de hace 10 años. “No fue tan amistosa entonces”, enfatizó.
Sin embargo, Ray es fan de ella en las buenas y en las malas. Amó que no se dejara hundir. “Ella es una de mis grandes inspiraciones”, dice. Espera ganarse la vida imitando a su heroína por tiempo completo, reportó el portal “Cosmopolitan”.
¿Creés que quedó “idéntico” a la ‘Princesa del Pop’?

Noticias Relacionadas