/Archivo
/Archivo

Cine y Tv, Espectáculos por EFE,

Cuando Otoniel Olivas comenzó el torneo de Clausura de la campaña 2015-16 en enero del año pasado, los pronósticos apuntaban a que debía arrasar de principio a fin. El Real Estelí fue estructurado para marchar sin pausa rumbo al campeonato nacional, ¡y vaya que lo logró! En aquel certamen, los estelianos abrieron con triunfos consecutivos sobre el Club Deportivo Ocotal y la UNAN-Managua, empataron ante el Chinandega FC, antes de caer contra los Caciques del Diriangén por 3-2 el 7 de febrero, la jornada siguiente volvieron a la senda del triunfo contra el Juventus FC y desde entonces no han perdido en 45 desafíos al hilo.

El próximo sábado, el conjunto norteño visitará la capital para enfrentar al Club Deportivo Walter Ferretti en la segunda fecha del Clausura 2016-17, y un triunfo sobre los rojinegros supondría un récord centroamericano para los rojiblancos, pues de momento permanecen empatados con el Comunicaciones FC de Guatemala, que estableció esa marca en los años 70. Tal objetivo se muestra accesible para los estelianos, asumiendo que, 358 días después de su último revés, mantienen la base compacta de futbolistas que empataron el récord de juegos invictos para un club de la región, en contraste con su rival en turno, que perdió jugadores importantes para este torneo.

El Clausura debe ser testigo no solo de una nueva marca, sino del establecimiento de un registro difícil de igualar durante muchos años. Tratándose del Real Estelí, un equipo que conjuga solidez defensiva, dominio del medio campo y peligrosidad ofensiva, factores que le ofrecen la base de jugadores de la Selección Nacional y una gama de futbolistas foráneos de demostrada calidad, lo único que podría pasar es que logren, como en el pasado Apertura, coronarse de manera invicta. En el tramo de imbatibilidad, los norteños han ganado 33 encuentros y empatado 12, de los cuales cuatro han sido contra los rojinegros.

Centenar de goles

Si el récord de invictos es destacable, los cien goles que ha anotado el Real Estelí en esos 45 partidos, en relación a los 15 que ha permitido, deben ser considerados asombrosos. Los números que ha logrado el “Tren del Norte” desde enero del año pasado hablan de un grupo casi sin fisuras y en permanente evolución. Incluso cuando ha habido bajas a lo largo de casi un año, la directiva esteliana ha sabido reforzar todas las líneas del campo. Con más aciertos que desaciertos en la contratación de jugadores locales y extranjeros, Estelí se ha convertido en el equipo a vencer del balompié pinolero y en un rival duro de roer en eventos internacionales, demostrándolo así en la pasada edición de la Liga de Campeones de la Concacaf.

Si hay un interés mayúsculo que tienen los estelianos, es precisamente exhibir un nivel altamente competitivo en la “Concachampions”, evento en el que no han podido ganar después de seis participaciones. Salvo por la racha negativa de 47 encuentros sin victorias en torneos de la Concacaf, en los que resumen 14 empates y 33 derrotas, los norteños están escribiendo capítulos envidiables en las páginas de la historia del fútbol pinolero y este sábado podrían resaltar una de esas líneas. La inclusión de Carlos Chavarría al plantel y el gran momento que atraviesa el mexicano Gregorio Torres, el cual viene arrastrando desde la campaña pasada, despejan el panorama del Real Estelí.


Noticias Relacionadas