/Cortesía
/Cortesía

Cine y Tv, Espectáculos por Lucía Hernández /MWN,

Axel Kuschevatzky, periodista argentino especializado en cine, guionista y productor cinematográfico que desde 2005 conduce el Pre-Show exclusivo de TNT que antecede la transmisión de la entrega de los premios Óscar, habló con Metro acerca de las nominaciones anunciadas por La Academia, así como sus predicciones para la entrega a celebrarse el próximo 26 de febrero.

Entrevista con el cineasta y periodista. Se presentan las razones por las que se extraña tanto una cinta latinoamericana en las elegidas por La Academia

¿No te hizo falta Amy Adams?

¿Me hubiese encantando que estuviera nominada? Sí. ¿No está nominada? Bueno, estará el año que viene. Tampoco es que nos estemos enfrentando a una gran injusticia de la vida. No ha muerto un ser querido. A veces la gente tiende a exagerar un poco estas situaciones. A mí me gusta que hay como una emoción futbolística al lado del Óscar. Todos son fans de algo, todos tienen una argumentación a favor o en contra de tal cosa y hasta el mejor de los premios -y este es el mejor de los premios de alguna manera- está cargado de subjetividad. No representa la verdad absoluta, representa la mirada de quienes lo votan. En este caso refleja cómo son las diferentes ramas que son las que eligen los candidatos a cada categoría.

Incluso, hubo quienes se quejaron de que faltaban más latinos nominados, ¿sentiste que fue así?

Ahí hay que darle una lectura un poco diferente. Esto habla de la gran ausencia de latinoamericanos en los comités de selección de películas extranjeras que tienen como resultante muy poca presencia de la región. En este caso particular, creo que el problema no está en las cinco películas nominadas, sino en las nueve presentadas en la categoría. Y en esto soy muy parcial porque yo fui uno de los productores de “Neruda”, así que todo lo que diga aquí sobre este rubro y cinta está cargado de subjetividad, soy responsable de mis palabras… No soy yo el que consideró a “Neruda” una de las películas que tenía que estar por Latinoamérica, más allá de la ausencia de “Neruda” o de la película de Scorcese, “Silencio”. Lo que a todos nos genera cierto nivel de incomodidad es que las cinco cintas nominadas a película extranjera son todas coproducciones con Europa. Hasta la película de “The Salesman” es una coproducción con Francia. Es decir, pareciera ser que el premio de película extranjera está más cerca de Europa, por razones difíciles de discernir, que del resto de los continentes. No hay una película africana o una 100% asiática, porque si bien “The Salesman” es una película iraní, es una coproducción con Francia. Creo que empieza a haber una sensación de que el sistema de selección tiende a empujar un modelo único de película extranjera. Esa es quizá la parte que a todos los cineastas latinos nos resulta un poco más ruidoso.

Dato

26 de febrero se realizan los Premios Óscar

¿Qué te parece que Meryl Streep haya llegado a la 20ª nominación?

Aquí la lectura que uno tiene que hacer es que siempre es Meryl Streep y otras cuatro, ¿no? Creo que más bien se debe a la percepción general que se tiene del talento que es. Lo que hay que decir es que somos contemporáneos de una de las mejores actrices de todos los tiempos y no tenemos más opción de eso. Para mí, lo que hizo Meryl Streep en “Florence Foster Jenkins” es de una delicadeza y una dulzura que nos hace acompañar a este personaje, que es la peor cantante de todos los tiempos, ¡y no queremos que se entere de ello! Para mí es como la muestra definitiva de alguien con el talento de Meryl Streep. Ella logra establecer un vínculo con el espectador de una intimidad y una ternura que es maravilloso.

Y lo hace parecer tan fácil…

Sí. Meryl Streep es el segundo gol de Maradona frente a los ingleses en el Mundial del 86. Es un señor corriendo por la mitad del estadio a una velocidad increíble y que parece como si no le costara nada de trabajo y sin embargo es el mejor en la historia del fútbol. Mira, yo no soy gran fanático del deporte, pero me parece una buena metáfora. Y no es que sea una caminata por el parque. Es el resultado de décadas de práctica.

En tu experiencia, ¿qué podemos esperar de la 89ª entrega del Óscar?

No creo que “La la land” conquiste los 14 Óscar, eso es una exageración total. Pero sí estoy convencido que la película puede llevarse entre ocho y 10 premios. No creo que termine conquistando los premios actorales. No es que no tenga posibilidad, pero hay que ganarle en la categoría de Mejor Actriz a Isabelle Huppert, Natalie Portman. Emma Stone no la tiene fácil. La verdad es que los Golden Globes dan una mirada diferente al Óscar, pues tiene las categorías de drama y comedia por separado y eso multiplica las posibilidades.

¿Sientes que las categorías que hay en los Óscar son suficientes?

El mayor problema que tiene la Academia es el deseo de abrir más categorías, por ejemplo, la de mejor stunt man, para los dobles de riesgo. Sin embargo, el gran pero es que La Academia no quiere una transmisión de 18 horas, como las transmisiones de los Goya en España que duran cuatro horas y media. Entonces hay un conflicto por el deseo de ser justos al mismo tiempo que mantener un espectáculo atractivo para la audiencia. Para mí es un conflicto que no tiene solución. Lo único que se les ha ocurrido es empezar a dar premios fuera de la transmisión y eso ha generado una discusión profunda y bastante complicada acerca de por qué el premio a mejor director o mejor actor es superior a un premio técnico. Y en realidad se supone que en la industria no hay premios superiores, todos tienen la misma importancia. Dicho esto, nadie agradece al microfonista cuando gana un Óscar (risas).

¿Qué te parecieron estas nominaciones al Óscar?

Yo las disfruto. Para ser absolutamente honesto, disfruto siempre, pero cuando son películas que me gustan, disfruto más. Que “La la land” esté nominada me resulta muy placentero, es una película muy disfrutable. Claro, siempre se entra en el terreno de la subjetividad, no es que haya una regla establecida para la selección de largometrajes. Tampoco me pareció que las nominaciones tuvieran una gran sorpresa de esas tenebrosas que a veces uno se encuentra. Me parecieron bastante naturales las nominaciones.


Noticias Relacionadas