Getty/Metro
Getty/Metro

Especiales por Letzira Sevilla Bolaños,

Si bien es cierto, a papá y a mamá debemos celebrarlos todos los días, este fin de semana deberíamos hacerlo exclusivo para homenajear a nuestro padre, no solo el domingo 23 de junio, sino que podemos empezar desde el viernes.

Más allá de elegir el obsequio perfecto, es importante darle tiempo a papá y compartir con él, pues son precisamente esos momentos especiales los que nos marcan para siempre.

Así que podés hacer un itinerario especial para complacer a papá. En primer lugar, es necesario que planifiqués actividades que involucren a la familia y, sobre todo, que sean de interés para él.

Un asado es una excelente alternativa que invita a todos los miembros del núcleo familiar y que constituye una alternativa culinaria excelente. El tipo de carne puede ser variado y atendiendo las demandas alimenticias de cada uno, pues no sería justo que si papá sufre algún problema digestivo cocináramos alimentos que podrían perjudicar su salud.

Si sos más práctico, podés elegir un desayuno o un almuerzo o una cena fuera de casa, siempre tomando en cuenta los gustos de papá

Un fin de semana en un hotel en la ciudad o en la playa, lejos de la vida cotidiana, se puede convertir en el regalo perfecto. El éxito de este plan radicará en lo bien planificado que esté.

En casa

Si la familia es numerosa, una fiesta sorpresa con música en vivo sería inolvidable para papá. Para que todo salga espectacular todos deben ponerse de acuerdo y afinar los detalles necesarios, como contratar músicos responsables, porque de lo contrario el agasajo sería un fiasco.

Viajar a la playa o a un destino exótico, como la Isla de Ometepe o el Caribe de nuestro país, también es una buena idea para homenajear a nuestro padre. Un viaje fuera del país también se vale. Todo lo que planifiqués para papá, si es con el corazón será perfecto.


Noticias Relacionadas