|Freepik
|Freepik

Especiales por Letzira Sevilla Bolaños,

El ahorro de combustible es un tema que a muchos nos toca, debido a que más allá del aspecto económico, también implica un asunto de conciencia ambiental.

Hoy queremos hablar puntualmente de cómo los neumáticos influyen en el ahorro del combustible. Si al leer el enunciando anterior le quedó una interrogante, pues se la vamos a aclarar a continuación.

En primer lugar, los expertos aseguran que el primer paso es verificar la etiqueta de los neumáticos, en ese sentido, implica obtener información acerca de las prestaciones del modelo en tres categorías principales: clase de eficiencia de combustible del neumático, frenado y adherencia sobre un pavimento mojado y nivel de ruido emitido.

Según el sitio oponeo.es, si se busca comprar un neumático que tengan el menor consumo medio y la mayor eficiencia energética, la opción idónea son aquellos que tienen en la etiqueta la clase “A”; es decir, la mejor en la escala de siete niveles en relación a la resistencia a la rodadura y el consumo.

Al hablar de resistencia a la rodadura de un neumático, simple y sencillamente nos referimos a la relación óptima entre la energía invertida en el movimiento y los factores externos que frenan dicho movimiento.

Un elemento importante a la hora de elegir un neumático que nos ayude a ahorrar combustible, es prestar atención al aspecto de la estructura, pues en cuanto a la masa del neumático, cuanto más ligero sea el modelo, menor es la resistencia a la rodadura y el automóvil gasta menos energía para poner las ruedas en movimiento. Además, la estructura de los neumáticos influye en el nivel de gases de combustión emitidos.

Por otro lado, el consumo de combustible está relacionado con la forma de la banda de rodadura (hasta un 60% de participación en la resistencia a la rodadura del neumático). La colocación de los tacos, así como de los demás elementos de la banda de rodadura, tiene influencia sobre su deformación o flexión durante la conducción, lo que se traduce directamente en una resistencia a la rodadura menor (cuanto más rígido) o mayor.

Presión del neumático y ahorro

1-Una baja presión en los neumáticos los dobla y provoca un aumento de la resistencia a la rodadura.

2-Si se reduce la presión en 0,3 bar hay 6% de aumento de la resistencia a la rodadura.

3-Si se reduce la presión en un bar hay 30% de aumento de la resistencia a la rodadura —varios puntos porcentuales de aumento del consumo de combustible—.

4-Si se cae la presión del neumático sube la resistencia a la rodadura y, por lo tanto, el consumo incrementa, por ello es necesario que se hagan controles al menos una vez al mes para mantener el nivel de presión sugerido por el fabricante.

5-Además de la presión del neumático óptima, es necesario mantener una velocidad promedio baja al conducir, evitar frenados y aceleraciones bruscas, evitar cargas excesivas, evitar dejar el pie en el acelerador o en el freno y, sobre todo, usar combustible de alta calidad y lubricantes de marcas Premium como Chevron, adecuados para su vehículo en cuanto al grado de viscosidad y nivel de calidad que exige el fabricante.


Noticias Relacionadas

Las ventas de vehículos nuevos han caído en un 90% en el país y a esta dura situación se suma la falta de clientela en los talleres de las casas d...

por Manuel Bejarano