/ Cortesía
/ Cortesía

Especiales por Letzira Sevilla,

Cursar nuestros estudios universitarios no es solo la oportunidad perfecta para formarnos académicamente, sino que también en diversas casas de estudios superiores cuentan con voluntariados en los que puedes ponerte al servicio de personas en circunstancias de vida no tan favorables.

Un voluntario no solo te enseña el valor de la solidaridad, sino que también te ayuda a valorar lo que tienes y te impulsa a ponerte al servicio de los demás.

Olga Salazar, estudiante de Comunicación de la Universidad Centroamericana (UCA), quien compartió que junto a su mejor amiga se inscribió en el voluntariado social al saber que todos los lunes visitaban el hospital infantil La Mascota.

“Yo quería apoyar de alguna manera a los niños con cáncer y fue así que inicié cuando cursaba mi segundo año de carrera. Con el tiempo fui metiéndome más de lleno, apoyando en las campañas navideñas y en los distintos proyectos que se realizan durante la semana. Después de mis clases por la mañana, siempre asisto al voluntariado y aunque no me toque ir a algún proyecto trato de apoyar en alguna necesidad que haya dentro de la Dirección de Identidad y Misión, quien coordina el voluntariado social”, señala la joven.

Podés leer:

Salazar manifestó que hay varios proyectos en los que se puede brindar un servicio distinto, en unos hay que ser maestro de niños, en otros tenés que sembrar árboles, e incluso algunos jóvenes se convierten en payasitos para animar a niños enfermos.

“Y si te hablo de niños con discapacidad, pues tenés que estar pilas puestas para llevarlos a pasear, darles de comer, cantarles o hacer alguna gracia para ellos, me refiero a los niños y adultos del Pajarito Azul.

Un proyecto que tiene esa casa de estudios los días sábados es ‘Chateles’, ahí se le da reforzamiento escolar a niños de los barrios aledaños al recinto, niños que venden en las paradas de buses, etcétera.

“Hacer voluntariado es una de las mejores experiencias de mi vida, porque me ha impulsado a lograr muchos sueños. Aparte de la satisfacción que me da al saber que puedo servir a quienes necesitan”, dice notablemente conmovida.


Noticias Relacionadas