Especiales por Luz Lancheros/ Metro World News,

En tiempos donde todos tienen una voz, lo mínimo es tener respeto y algo de cuidado. Ya no estamos en 1920, donde un blanco se pintaba la cara de negro para personificar a un afro y salía tan campante. O en 1961, cuando Mike Rooney, de la manera más desvergonzada, personificó a un japonés en la icónica “Desayuno en Tiffany’s”, que es más recordada por Audrey Hepburn y sus vestidos que su racismo.

Porque en estos tiempos, esas expresiones de discriminación y prejuicios ya no son toleradas, más cuando todas aquellas minorías oprimidas y explotadas han reivindicado sus derechos de manera civil y también en el ámbito digital. Y más cuando se exige un poco más de empatía ante hechos que causan dolor. Pero… hay gente que no aprende. Y se vuelve viral. Y esto es lo que pasa con ellos.

Harry el nazi (2005)

Un clásico de los disfraces de peor gusto. Sobre todo cuando tu bisabuelo tuvo que luchar contra ellos en la guerra y se quedó apoyando a miles de ingleses que murieron bajo los bombardeos y en el campo de batalla. El regaño de la reina Isabel tuvo que ser apoteósico.

Madeleine McCann

La desaparición de un ser querido es una de las cosas más duras y dolorosas por las que un ser humano puede pasar. Y cuando el caso se hace público y está bajo el escrutinio de millones, como el de Madeleine McCann —que desapareció hace 11 años—, es preferible guardar respeto. Pero Daniel Gearie, escocés, no lo hizo y se disfrazó de la menor.

Por supuesto, se llenó de mensajes insultantes y tuvo que cerrar su cuenta de Twitter. Luego pidió disculpas por lo sucedido: “Fue vil y asqueroso y estoy asqueado de mí mismo”, afirmó.

Este fue el post de la discordia:
“Has ido muy lejos, Daniel. Y antes de que digan que esto es enfermo, recuerden que no fui yo quien dejó sola a una niña en una habitación de hotel de Portugal”.

Apropiación cultural

Repitan esto hasta el cansancio: la cultura no es un disfraz. La cultura no es un disfraz. La cultura no es un disfraz… Y menos está para sexualizar. Este año el mal gusto viene recargado con Fashion Nova en ese aspecto. Ya hay un disfraz sexi de Geisha y uno de Día de los Muertos. Muchos ya protestan en Twitter por el atrevimiento de sexualizar una expresión cultural foránea. Este fue uno de los muchos comentarios: En Twitter:@slimyeezy “Ahora Fashion Nova vende disfraces sexis de Día de Muertos… qué asco”.

Los racistas de Baltimore (2017)

El privilegio blanco trae consigo altas dosis de sicopatía e inconsciencia. Y esto pasó con los estudiantes de va-rias escuelas de élite en Baltimore el año pasado. Uno se disfrazó de Freddie Grey, un famoso preso del estado cuya muerte causó agitación social. Otros tenían esvásticas y palabras ofensivas hacia los afroamericanos en sus atuendos. Claramente, hubo indignación viral e institucional y todos los colegios implicados tuvieron que pedir disculpas.

Valak el sexy

Según la demonología, Valak es el presidente del infierno y tiene legiones de demonios a su servicio. Su historia está recreada en “El Conjuro” y en “La Monja”. Y en Estados Unidos era obvio que para este año se lanzara un disfraz sexi del tenebroso personaje. Y qué sorpresa, no fue Yandy, la marca reina de los disfraces de mal gusto, la que lo lanzó. Fue Fashion Nova, la nueva marca viral de retail célebre por recrear la estética Kardashian, la que lanzó la versión hipersexualizada del disfraz.


Noticias Relacionadas

Todos los años la celebración del Halloween está llena de diversión tanto para niños como adultos, la mayoría de los cuales se disfraza con atue...

por Daniel Casillas / METRO WORLD NEWS