Recuerda que las vacaciones son para disfrutar del paseo, de los amigos o familia. Orlando Valenzuela
Recuerda que las vacaciones son para disfrutar del paseo, de los amigos o familia. Orlando Valenzuela

Especiales por María Joaquina Sánchez /Metro Nicaragua,

La mayoría de las personas esperan con ansias la temporada de vacaciones, especialmente quienes trabajan. La posibilidad de desconectarse por unos días del mundo laboral supone un respiro, pues de alguna manera el cuerpo y la mente necesitan reposar para recuperar energías y regresar con mucho poder para rendir en el trabajo.

“El mundo actual es competitivo, nos demanda mucha presión y los efectos no se hacen esperar: síntomas de estrés, crisis de carácter ansioso y depresivo, son algunos de los males que afectan a quienes están metidos de lleno en sus trabajos. La presión laboral podría ser incluso un detonante en el desarrollo de trastornos mentales”, asegura la sicóloga Paola Marchena.

Cumplí tus deseos

Y ahora que se acercan las vacaciones, ¿en qué actividades podríamos pensar para relajarnos? Marchena indica que sean actividades que respondan a los gustos particulares de cada persona. “Cada quien practica actividades que le producen placer y satisfacción: leer un libro, ir al cine, hacer ejercicio, programar una salida especial, cocinar; incluso este tiempo puede ser aprovechado para arreglar o decorar la casa, visitar a familiares que no vemos desde hace algún tiempo, y como es temporada veraniega, una salida al mar estaría más que merecido”, sostiene.

Sobre la cantidad de tiempo necesario para descansar, las vacaciones van a depender de la naturaleza del trabajo realizado (a cuántos días se tiene derecho), pero si es posible podrían pedir unos días más. En caso de trabajar por cuenta propia, la persona sabrá qué tantos días requiere para retomar su acostumbrada labor. Al entrar en este período de descanso, en nuestro cuerpo ocurre toda una serie de cambios neuroquímicos y hormonales a nivel del sistema nervioso central, manifestándose el resultado en una sensación de bienestar y completa relajación.

¿Por qué es importante para tu salud?
Al entrar en este período de descanso, en nuestro cuerpo ocurre toda una serie de cambios neuroquímicos y hormonales a nivel del sistema nervioso central, manifestándose el resultado en una sensación de bienestar.

Si querés realizar algún tipo de actividad, la experta recomienda que estas correspondan a los gustos de cada persona.

Asimismo, Marchena dice que hay una serie de acciones que podrían disminuir el efecto reparador de las vacaciones, por eso se debe evitar trabajar durante las vacaciones, desconectarse la mayor parte del tiempo de los dispositivos electrónicos y evitar trasnochar, pues lo ideal es dormir las ocho horas correspondientes, no se debe abusar de la comida porque esta puede perturbar el descanso, por ello, hay que cuidar la dieta y hacer ejercicio. “Lo más importante es enfocarte en que estás fuera de la jornada laboral, por lo que debés pensar y tener claro que nadie es imprescindible en el trabajo. Hay que recordar que junto a vos está tu familia y amigos, con quienes estás compartiendo tiempo, pues esos encuentros no pueden darse tan a menudo”, recomienda la experta.

No lo pensés

Sobre la pregunta si tomar decisiones cruciales antes o después de las vacaciones, la picóloga afirma que esta acción debe dejarse definitivamente para después, pues “las vacaciones representan un respiro de la cotidianidad. Con el tiempo, el día a día puede resultar altamente estresante o difícil de manejar; las vacaciones nos ayudan a tomar distancia y a ganar objetividad frente a las decisiones que desean tomarse”.

Una vez se regrese al trabajo, “hay una frase clave de la que debemos apropiarnos: ajustar un balance de nuestra vida con el trabajo”.


Noticias Relacionadas

En un inicio la adicción se trataba meramente sobre la sustancia. “Es que la heroína y la cocaína son sumamente adictivas”. Sin embargo, existe...

por Anónimo