Cortesía
Cortesía

Especiales por Letzira Sevilla Bolaños,

Tener un jardín en casa influye de manera positiva en nuestra salud por el contacto directo con la naturaleza. Además de ser bellas, entre las bondades que brindan están: aumento de la humedad de los ambientes donde vivimos, la purificación del aire de los espacios donde normalmente nos desarrollamos, hasta disminución de niveles de estrés, aumento de la concentración y productividad, explica el ingeniero Erick Nicaragua, experto del vivero Torenias, en Catarina (Masaya).

Nicaragua dice que por más simple que sea el jardín, este agrega valor a una casa, pues realza su belleza y crea espacios más acogedores, “nos brindan un ambiente de confort y tranquilidad. Cuando se dispone de poco espacio, las maceteras juegan un papel fundamental, creando la posibilidad de tener plantas en áreas donde no existen espacios para siembra”, comenta.

El beneficio de los árboles –dice Nicaragua- es que interceptan polvo, viento, sonidos y logran una disminución de la temperatura circundante; por consiguiente, se logra una disminución en el uso de energía durante la climatización.

Las plantas que necesita tu jardín

Pingo de Oro (Duranta repens): Es una planta de poca a mediana altura. Excelente para usarla como planta de borde, para crear bloques de plantas o figuras alrededor de plantas más altas. Es posible combinarla también con plantas que contrasten o armonicen su color. Prefiere ambientes muy soleados y puede alcanzar alturas de hasta 1 metro de alto.

Flamingo (spathiphyllum wallisii): Es una excelente opción para jardines de sombra, pues agrega volumen, vistosidad y elegancia con sus hojas y su floración. Está considerada una planta purificadora del aire tomando de nuestros ambientes toxinas que podrían enfermarnos. Esta planta no tolera el sol directo. Requiere de 3 a 4 riegos por semana y se sugiere atomizar al menos una vez a la semana sus hojas con agua.

San José (Allamanda cathartica): Planta de mucha vistosidad gracias a sus flores amarillas de gran belleza, es una planta de estilo arbustivo que alcanza, si se le permite, alturas máximas de 1 a 1.5 m.

Mano de tigre (Philodendron selloum): Es una especie siempre verde, que puede llegar a tener hojas de 60cm de longitud, gusta de mucha iluminación, pero no de sol directo. El área donde está sembrado, sea sustrato o en tierra fértil, debe permanecer húmedo pero no encharcado.

Ruelia (Ruellia brittoniana): De abundante floración en tonos azul violeta. Planta herbácea perenne, pero existen especies de porte arbustivo, arbóreo y hasta lianas. Se caracteriza por tener hojas verde oscuras, opuestas, lanceoladas, de hasta 30 cm de longitud y no más anchas de 2 cm.


Noticias Relacionadas

Desde retratos hasta paisajes, por lo general en todas las casas siempre hay un cuadro como instrumento de decoración que ilustra una temática en pa...

por María Joaquina Sánchez/ Metro Nicaragua

Si disponés de terraza en tu casa debés proponerte sacarle el máximo partido. De acuerdo con información compartida en el sitio Lafayette Deco, en...

por Metro