/Google
/Google

Especiales por Metro,

Los espejos nos aportan todo un mundo de posibilidades en cuanto a forma, tamaño, color y aspecto para decorar nuestra casa.

Detrás del sofá
Los espejos pueden ser un aliado perfecto para decorar la pared en la que se apoya el sofá. Se puede optar por un gran espejo, un juego de dos o crear una cuadrícula con múltiples de ellos.

Vistiendo el comedor
Una de las opciones más típicas a la hora de decorar con espejos es colocarlos junto a la pared del comedor. Y para los más originales, ¿por qué no utilizarlo en la mesa? Eso sí, a la hora de comer no deberá olvidarse el mantel.

Espejos cabeceros
Redondos, rectangulares, cuadrados, enmarcando la pared; opciones distintas y curiosas para vestir de forma original el cabecero de cama y darle un toque especial a la decoración del dormitorio.

Mesillas reflectantes
¿Huís de los grandes espejos pero te atrae este material?, optá por unas mesillas de espejo y vas a ver qué originales quedan en la decoración del dormitorio.

Sobre el tocador
¿Que solo querés darle un pequeño toque de espejo a la decoración del dormitorio? Basta colocar un pequeño sobre la mesilla de noche o el tocador y vas a conseguir un efecto muy acogedor.

En el baño
Por supuesto, el baño es la estancia de la casa donde sin duda el espejo es el rey. Complemento obligado para maquillarnos, afeitarnos o ponernos guapos, los espejos para baño ya sean pequeños o grandes, sencillos o con luz integrada, individuales o a pares si tenés un baño para dos, en esta estancia brilla en todo su esplendor.


Noticias Relacionadas