Fotografías históricas del equipo Caciques de Diriangén que este año cumplió cien años, forman parte de su colección. /Letzira Sevilla
Fotografías históricas del equipo Caciques de Diriangén que este año cumplió cien años, forman parte de su colección. /Letzira Sevilla

Especiales por Letzira Sevilla Bolaños,

A todos nos gusta ser testigos de la historia, a una buena parte de nosotros nos encanta contarla y otra parte nos dedicamos a indagar sobre ella, sin embargo, ninguna historia estaría completa si no existieran los coleccionistas, esos seres extraños que se dedican a guardar cualquier cantidad de fotos, artículos periodísticos o simplemente compilan datos que ayudan a construir las líneas de tiempo de los acontecimientos que consideran importantes.

En Diriamba nos encontramos con un coleccionista, que a pesar de ser bastante joven, atesora con sumo celo buena parte de la historia contemporánea del equipo Cacique Diriangén, que dicho sea de paso, es el club de fútbol más longevo del país, pues en mayo de este año cumplió su primer siglo y se conserva como el más ganador de todos los tiempos en Nicaragua.

Diriamba. La historia de Byron Acevedo un fanático de la fotografía

Byron Acevedo Cáceres es ese coleccionista diriambino que cuenta que en 1994 comenzó a recopilar las fotos históricas del equipo de sus amores, los caciques del Diriangén.

Sus tesoros

Sin embargo, cabe resaltar que la del club blanquinegro no es su única colección, pues también atesora billetes, monedas y estampillas, además, posee una colección de fotos históricas de la ciudad que lo vio nacer: Diriamba.

“La información la he recopilado por más de 20 años, poseo recortes de periódicos y muchas fotografías”, comparte Acevedo Cáceres.

El coleccionista admite que aunque coleccionar es su gran pasión, enfrenta algunos inconvenientes, como la conservación de los objetos. Asegura que lo difícil es contar con un lugar donde no haya ningún tipo de humedad ni polilla y manteniéndolas en el sitio más oscuro que se pueda.

Asimismo, comparte que para preservarlas de la mejor forma posible utiliza unas bolsas especiales que le traen de los Estados Unidos.

“Esas bolsas son todas negras por dentro y se conservan muy bien las fotos, no se dañan para nada”, aportó.

Además, enfatizó que cuenta con mucho material. Posee más de 200 fotografías y recortes de periódicos de la última década del siglo anterior. Sin contar con que aparte de la colección numismática también conserva cámaras, teléfonos y acetatos.

Para el centenario de Diriangén estuvo presente con su colección en la celebración que se realizó.


Noticias Relacionadas