/ Agencias
/ Agencias

Especiales por María Joaquina,

Verdaderas obras de arte en azúcar y repostería hacen de una celebración un día dulce e inolvidable para un infante. Actualmente, Dessiré Flores, propietaria de La Casa del Pan, señala que la tendencia en fiestas infantiles son las mesas de dulces totalmente personalizadas en colores y personajes favoritos de los niños al momento de celebrar su cumpleaños.

Azucareras de vidrio

Un envase de vidrio sellado con un corcho, y adornado con un lazo que a la vez incorpora una pequeña cuchara, es la presentación sencilla que alberga en su interior azúcar de colores formando un arco iris, cuyos colores son elegidos alusivos a la fiesta. Lo divertido de esta opción, es que los niños cuando preparan su leche, la misma adquiere el color del azúcar y para ellos, es mágico poder ir cambiando de tonalidad.

Cake balls
En forma de pelotitas, los cake balls se elaboran a base de una tortita de vainilla, dulce de leche y encima, llevan un baño de chocolate. Estos bocadillos son ideales para colocarlos en la mesa del pastel y de igual forma, los colores y decoraciones cambian en dependencia del gusto del niño o de la temática de la fiesta.

Mini cup cakes
Es un bocadillo muy práctico, pero fascinante para los niños. Estos se elaboran a base de una torta de vainilla, y encima de estos se realiza una decoración alusiva a la festividad. En este caso, el pudín lleva una cobertura en forma de espiral de merengue con chispitas de colores, las cuales pueden tener forma de corazón o ser simplemente redondas.

Galletas decoradas
Cualquier personaje favorito puede ser diseñado en una galleta, que se elabora de ingredientes como harina de repostería, esencia de vainilla, mantequilla, más la preparación del glaseado con el que se decorará, entre otros ingredientes, que son favorables al paladar de los niños.

 

 


Noticias Relacionadas