Entre los beneficios de hacer yoga, la experta señala los siguientes / Agencias
Entre los beneficios de hacer yoga, la experta señala los siguientes / Agencias

Especiales por Metro Internacional,

Desde hace unos años el yoga está en tendencia. Todo mundo lo práctica y lo promueve, especialmente las celebridades. Redes sociales son inundadas por imágenes de famosas actrices que practican yoga durante el embarazo, recibiendo una lluvia de comentarios a favor y en contra. Por esta razón decidimos conversar con Ana Paula Domínguez, directora del Instituto Mexicano de Yoga, quien nos ayuda a despejar algunas de las principales dudas acerca de practicar yoga durante el embarazo.

Domínguez comienza haciendo énfasis en la importancia del estilo de vida durante el embarazo: “hacer ejercicio es fundamental porque esto, además de generar endorfinas, ayudar a que la futura mamá duerma mejor y tenga un buen estado de ánimo, le será útil para pasar esta etapa de la vida con mayor bienestar. También es vital mantener una buena salud digestiva, ya que muchas veces en el embarazo se padece de gases, inflamación, diarrea, estreñimiento, lo que indica que hay un desequilibrio en la flora intestinal”.

Entre los beneficios de hacer yoga, la experta señala los siguientes:

Respiración. Cuando llegamos a la edad adulta, diversos estudios han demostrado que utilizamos solamente el 20% de la capacidad de nuestro diafragma. Nuestra respiración se vuelve muy superficial y a veces poco rítmica.

Con una práctica como el yoga, aprenderás a respirar de forma profunda y esto te ayudará a mantener la calma durante el embarazo y sobre todo en el momento del nacimiento del bebé.

Flexibilidad. El yoga te permite tener articulaciones saludables y un cuerpo flexible. Existen posturas específicas que te darán flexibilidad en la zona de la ingle y en el área pélvica, lo cuál facilitará el proceso del parto.

Conexión con el bebé. A través de la respiración y la conciencia corporal, la futura mamá podrá tener una mayor conexión con su bebé y con esta nueva etapa de la vida.

Desde luego es importante apuntar que no todas las posturas son aptas para las mujeres embarazadas, Domínguez recomienda posturas que den flexibilidad a la zona de las ingles como Janu Sirsasana, Baddha Konasana y Viparita Karani, para incrementar la circulación en las piernas.

No hay que perder de vista el tiempo límite para hacer ejercicio durante el embarazo. En el caso concreto del yoga: “es recomendable practicar yoga a partir de la doceava semana de embarazo. Aunque no existen contraindicaciones, con la única excepción de que el embarazo sea de alto riesgo, siempre pregúntale a tu médico antes de empezar a practicar yoga”.

También es importante no ignorar las recomendaciones del médico y evitar el ejercicio cuando tu especialista así lo indique. En tal caso, una gran opción para ti será la meditación que te ayudará a “mantener la mente tranquila, la conciencia corporal y la conexión con el bebé”.

Los tipos de yoga sugeridos para las embarazadas son: Kundalini y Hatha, el primero “te ayuda a tener una conexión con tu espíritu, donde además de realizar las posturas, aprenderás a meditar y a desarrollar tu capacidad de servicio y devoción. El segundo brindará a tu cuerpo mayor flexibilidad para el momento del parto y mantenerte relajada”.

Finalmente, Ana Paula Domínguez recomienda buscar instituciones en las que impartan yoga para embarazadas y, si no encuentran un lugar especializado, pueden iniciar Kundalini.


Noticias Relacionadas