/Archivo
/Archivo

Especiales por María Joaquina Sánchez,

Temporada de vacaciones para algunos es sinónimo de un viaje al mar, y aunque siempre se está hablando sobre los cuidados que se deben tener con el agua, la protección que necesita nuestra piel y organizar todo para que dicha gira salga bien, poco se conoce sobre los beneficios que nos aporta el agua de mar para nuestra salud. De acuerdo con Lilliam Pérez, especialista en medicina natural de Vital Centro Naturista, al agua de mar se le atribuyen propiedades antibióticas, estimulantes y cicatrizantes, al igual que se le suman otras bondades como el poder mejorar la circulación sanguínea y ayudar a la eliminación de toxinas.

Según comenta la especialista, los beneficios de bañarse en el mar no son algo nuevo, dado que estos ya eran bien conocidos por los griegos, quienes solían darse baños en piscinas y bañeras llenas de agua de mar:  ¿por qué lo hacían?, porque en el agua salada hay más de 89 elementos esenciales, como vitaminas, minerales y microorganismos que favorecen el cuerpo de distintas maneras, dice Pérez, así que como ves, después de todo ir al mar no es tan malo.

Por ejemplo, en algunas clínicas naturistas de Managua, spas o centros de belleza se realizan procedimientos terapéuticos a base de agua de mar y uno de ellos es la talasoterapia, cuyo método se basa en la utilización del medio marino (agua de mar, algas, barro y otras sustancias extraídas del mar) y del clima marino como agente terapéutico. Es totalmente natural, el agua se depura y esteriliza para garantizar la ausencia de agentes patógenos antes de su aplicación en los distintos tratamientos.

“El agua de mar es prácticamente puro cloruro de sodio, pero también posee algunos oligoelementos y varios minerales como el magnesio, potasio, bromo, sodio, yodo, calcio y varios más, todos estos son un gran aporte tanto para la piel como para todo el sistema humano, incluso para los órganos”, manifiesta Pérez. De igual forma, agrega que el agua de mar posee una gran variedad de minerales que no solo pueden ser de utilidad en el tratamiento de enfermedades dermatológicas, sino también en la terapia de afecciones crónicas musculoesqueléticas

El mar en la piel

El mar es de mucha ayuda para la piel, dice por su parte el dermatólogo Luis Quintanilla, pues sostiene que además de tener una gran cantidad de minerales, esta agua funciona como exfoliante y antiinflamatorio, y que las aguas que contienen algas son más densas que las potables. Esto es porque al mezclarse, el agua se espesa y actúa como un lubricante, lo que es útil para enfermedades de piel seca. “El agua salada alivia algunas patologías como la psoriasis, la cual se asocia al crecimiento de células a nivel cutáneo”, comenta la dermatóloga.

Por otro lado, el agua fría, como la que hay en San Juan del Sur, al entrar en contacto con la piel genera una vasoconstricción, es decir, los vasos sanguíneos superficiales de esta se cierran, lo cual es bastante útil en enfermedades relacionadas a la dilatación de los capilares, expresa Quintanilla. Esto puede ayudar a personas que sufren de presión baja, ya que al cerrarse los vasos sanguíneos se reduce la cantidad de flujo sanguíneo. “El agua helada en contacto con el cuerpo puede subir la presión. Esto ayuda principalmente a las personas que son hipertensas”, comenta.

Precauciones

Son muy pocos los casos donde bañarse en el mar no es recomendado. Se debe tener precaución en aquellos pacientes que se encuentren en procesos inflamatorios agudos en la piel, en los cuales el mar podría irritar la zona afectada. Esto puede suceder en personas con quemaduras extensas, dermatitis que se produzca al contacto de otros elementos y en patologías infecciosas agudas, ya sean virales o bacterianas; es importante evitar el contacto directo por riesgo de sobreinfección, refiere la dermatóloga.

Además, se aconseja el uso constante de protector solar, renovando la aplicación cada dos o tres horas después de cada inmersión y mantenerse bien hidratados. Es importante enjuagar la piel después del contacto con el agua de mar, para sacar los restos de sales y algas que queden en la piel.
 


Noticias Relacionadas

Para verte bien en la playa. Es importante la comodidad, pero también hay otros factores a tomar en cuenta a la hora de elegir el vestuario para esta...

por Javier Poveda

La Semana Mayor se vive de muchas maneras, algunas personas se integran a las actividades religiosas o buscan lugares turísticos del país para despe...

por Karen Espinoza y Javier Poveda

En esta Semana Santa miles viajan hacia las playas, montañas y departamentos, o bien hay quienes también deciden quedarse en el hogar  para descans...

por Humberto Galo Romero