/Cortesía
/Cortesía

Especiales por Kathy Juárez,

En la mayoría de países de la región centroamericana se ha venido evolucionado aceleradamente la construcción en altura. Y Nicaragua no es, ni será, la excepción, porque poco a poco se empieza a notar cada vez más ese tipo de edificación en el país.

Primero porque es la manera más eficiente de optimizar el espacio en ciudades donde cada vez más crece la población, hay más autos, pero el mismo espacio para vivir, según Grethel Valle, gerente comercial de Plycem Nicaragua.

No existen mejores o peores sistemas, pero sí existen diferencias notables entre ellos.  No necesariamente lo que parece más barato es lo que puede beneficiar a un cliente y por desconocimiento es la variable más relevante que se toma en cuenta. Con los sistemas livianos en fibrocemento una obra puede llegar a construirse hasta un 40% más rápido que los sistemas tradicionales, generando un ahorro significativo en el pago de mano de obra, pero también acortando los tiempos para tener la obra terminada.

Existen otros atributos como la poca inversión que se requiere para dar acabado final, pues son láminas que ya vienen lisas y no requieren el tradicional repello; resistencia a agua, hongos, humedad y fuego son otras de las características que ofrecen los sistemas livianos y que permiten lograr una ventaja competitiva sobre otros.

“La industria de la construcción, al igual que otras categorías, cambian rápidamente, y ya hoy se habla de la construcción del futuro, que trae consigo, de una forma predominante, los sistemas livianos que además aportan un alto desempeño sísmico como medida preventiva para mitigar los desastres naturales que como país podemos padecer”,  enfatiza Valle.

Los beneficios de los condominios

Según expertos de la construcción, uno de los grandes beneficios que generan las nuevas construcciones para  los ciudadanos son: rapidez en el tiempo de construcción, alto desempeño a sismos, practicidad de instalación, modularidad en la obra, cero usos de obra en la obra, poco desperdicio para mitigar el impacto negativo con el ambiente.

Ante eso señalan que los beneficios de habitar en las nuevas propuestas habitacionales que ofrecen los distintos condominios y proyectos de viviendas son: seguridad permanente para la familia, interrelación entre vecinos para incentivar las buenas prácticas comunitarias, espacios recreativos para los niños y/o mascotas, servicios adicionales que pueden ser un plus para ganar tiempo efectivo durante el día, como gimnasios, piscinas, áreas comunes para reuniones.

Y para ello, Valle recomienda a los dueños de proyectos habitacionales cumplir con toda la normativa vigente en el país en materia sísmica, ingeniería, permisología, uso de materiales que cuenten con normas y certificaciones internacionales, fabricantes que apliquen en sus operaciones los sistemas integrados de gestión para garantizar la calidad de los productos que se fabrican en serie para que la comodidad sea completa.


Noticias Relacionadas

La Cámara Nicaragüense de Urbanizadores (Cadur) anunció ayer que se encuentra trabajando en una nueva Ley de Condominio para dar mayor impulso a la...

por Ingrid Duarte