Los emparedados son un buen alimento. /Dreamstime
Los emparedados son un buen alimento. /Dreamstime

Especiales por Paola Silva,

El sandwich es ese típico snack que consumimos sin importar el tiempo de alimentación, una razón es el tiempo de preparación. Es una de esas comidas que bastan añadirle los ingredientes y ponerlo a tostar, además son realmente deliciosos. Pero debido al nivel de carbohidratos que el pan supone, es importante que además del jamón, queso, la hoja de lechuga y el tomate, añadamos a los sandwich vegetales y aderezos bajos en calorías, muchas veces no es que el sandwich sea uno de los peores alimentos para consumir, sino que abusamos de los condimentos que le añadimos.

Realmente saludable. ¿Quién dice que no podés prepararte un emparedado ligero y muy, muy nutritivo?

Los emparedados pueden ser una comida realmente saludable y baja en calorías si y solamente si cumplís con estas tres reglas de oro que propone la revista Nutrición Saludable.

Decidite por el pan integral

El pan blanco, elaborado con harina refinada, no aporta ningún nutriente, solo calorías. Al contrario, el pan integral confeccionado con granos enteros, aunque no deja de tener calorías, es una opción más nutritiva y, además, evita los picos glucémicos. La versión integral aporta una mayor cantidad de fibra, además de nutrientes como el magnesio, el zinc y el ácido fólico.

Condimenta con moderación

Aunque apostés por ingredientes saludables, si se te va la mano en los condimentos estarás añadiendo calorías adicionales. Por eso, debés tener mucho cuidado con la mayonesa, la mostaza y el ketchup. Para sustituirla podés añadir el aceite de oliva o el humus. Además, si querés darle un toque especial, podés recurrir a especies, como el ajo, perejil, albahaca u orégano. O bien añadirle un aderezo de limón, clinatro y yogurt, que vos mismo podés preparar en tu hogar.

Proteína saludable

Si tu fin es preparar preparar un sandwich más nutritivo, que no se interpongan entre vos y tu peso, podés apostar por las carnes blancas, como la de pollo y pavo, o por el atún y el salmón. Así lograrás consumir las proteínas que necesitás sin consumir demasiada grasa ni ralentizar en exceso tu digestión. De hecho, se recomienda evitar los fritos y decantarse por las carnes hervidas u horneadas.


Noticias Relacionadas

Los nicaragüenses tendrán la oportunidad este 21 y 22 de junio de degustar diferentes platillos coreanos en hotel Intercontinental Metrocentro y la ...

por Metro