Destacado, Mundo Por

¿Quién soy yo para juzgar a un gay? fue una de las primeras frases del Papa Francisco al iniciar su pontificado y con la que inició una serie de declaraciones y acciones que han revolucionado al mundo católico. Todo esto hace reflexionar sobre un camino poco transitado para la iglesia.

Metro Guatemala


Noticias Relacionadas