Destacado, Farándula, Mundo Por

Cody Lanphere sufrió después de su cirugía bucal, tanto que lloró como un niño pequeño al que necesitan calmar.

A este joven de 17 años no le dolió que su dentista cortara y extrajera los dientes, lo que en realidad lastimaba su corazón, era el hecho de que Beyoncé no hubiera llegado en su auxilio.

Según este video publicado por su propia madre, Cody esperaba que la cantante asistiera al final de su consulta.

“¿Dónde está Beyoncé?”, preguntaba a su madre, Ella me dijo que vendría”.


Noticias Relacionadas