Destacado, Mundo Por

Excálibur, el perro de la primera contagiada con Ébola en España ha sido sacrificado. Activistas denuncian que esta acción se llevó a cabo sin tener las pruebas suficientes de que fuera portador del virus.

Al grito de: “Asesinos” y “no está enfermo”, activistas por los derechos de los animales y ciudadanos se manifestaron afuera del departamento de Teresa Romero, auxiliar de enfermería quien contrajo Ébola después de atender al misionero Miguel García Viejo a finales del mes pasado.

A través de redes sociales, el caso de Excalibur se conoció en gran parte de España y del mundo. El hashtag #SalvemosAExcalibur se convirtió en tendencia. También se creó una petición en línea en el sitio Change.org para evitar su muerte, la cual fue firmada por más de 66 mil personas.

A pesar de estas movilizaciones, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid otorgó el permiso a las autoridades sanitarias para entrar a la casa.

De acuerdo con el PACMA, Partido Animalista, el perro fue trasladado y sacrificado.

Aquí el momento en el que salió en una camioneta de la SEVEMUR, la cual fue cubierta con bolsas de basura.


Noticias Relacionadas