Destacado Por

No cabe duda que durante la vida, las mujeres viven arrepintiéndose de muchas cosas que hacen en el camino, lamentándose y mortificándose, cuando en realidad no deberían hacerlo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el arrepentimiento no conlleva a nada bueno, al contrario, solo generará un pensamiento tortuoso y es mejor dejar pasar las cosas.

Estas son las cosas por las que las chicas viven más arrepentidas en su diario vivir.

¿Cuál agregaría a la lista?

Hacer un cambio radical en su vida. Dejar todo e irse del país, estudiar la carrera que realmente le apasiona, irse a vivir con el novio de tres meses, revelarse ante los padres, expresar su opinión… Todo es válido, todo le servirá en la vida y evidentemente, estas decisiones lo enriquecerán y forjarán su vida.

Haber escogido la opción A y no la B. Suele suceder todo el tiempo, las chicas consideran que hubiera sido mejor comprar la opción pensada inicialmente y no por la que se decidieron, aunque eventualmente se deciden por ambas alternativas, lo cual se convierte en otra razón de arrepentimiento.

No haberse esforzado más en alguna materia del colegio. Así hayan pasado décadas, ellas piensan que pudieron haber tenido un mejor desempeño en esa época estudiantil y que seguramente esa materia era más fácil de lo que parecía y les sería muy útil hoy en día. Y es que de haber sido así, habría obtenido una beca o algún reconocimiento importante.

Embriagarse. Se refleja en el típico “no lo vuelvo a hacer”, pero en realidad no hay motivo para arrepentirse de esto, porque seguramente la pasó muy bien, disfrutó con sus amigos y vivió experiencias que posiblemente no vuelva a repetir. Aunque no es recomendable emborracharse cada ocho días, un traguito de vez en cuando no le hará daño.

Rogarle a un ex. Esto, aunque es considerado un error casi mortal, finalmente termina olvidándose y seguramente cuando lo recuerde se reirá y aprenderá del ‘oso’ que hizo. No hay por qué arrepentirse, simplemente expresó los sentimientos del momento.

Dormir 5 minutos más. Muchas mujeres le echan la culpa a esos 5 minuticos más de todos los problemas que tuvo durante el día. Pero no es así, ya que el cuerpo seguramente los necesitaba y pudo estar más placida, quizá era necesario dormir ese tiempo para recuperar horas perdidas de sueño.


Noticias Relacionadas