Gustavo Cerati. Cortesía/Metro
Gustavo Cerati. Cortesía/Metro

Destacado, Espectáculos, Música por Catalina Forero y Lizeth Cadena,

Aunque pasa el tiempo y pareciera que el vacío es un lugar normal, el que dejó Gustavo Cerati con su partida ha sido uno imposible de llenar. Hoy hace 5 años el genio le dijo ‘adiós’ definitivamente a este mundo, después de 4 años de un letargo que apagó su chispa demasiado pronto.

Pero las leyendas son inmortales. Con una mente adelantada a su tiempo, el genio logró plasmar en su música su magia. Sentimientos y emociones que trascendieron en el tiempo, y que parecen estar en un ciclo infinito, que hoy muchos siguen descubriendo con el mismo asombro que otros lo hicieron hace 30 años.

Este 4 de septiembre se conmemoraron cinco años de la partida de Gustavo Cerati. Por eso, en estas páginas, le hacemos un homenaje con el que queremos decirle, donde quiera que esté, ¡Gracias totales!

Él lo dijo alguna vez: “Para mí la música es la puerta que abro constantemente, es una de las cosas que más me gustan en la vida. Muchas de las cosas que hago, lo que pienso y lo que siento, lo transmito con la música”.

Fue otro vacío que llenó, siempre buscando conexión, aunque la suya con la música empezó cuando tenía solo 6 años, fue una que perduró hasta el fin de sus días y que, tal vez sin esperarlo, cambió la historia de la música para siempre. Con Soda Stereo irrumpió en la década del 80 y con letras profundas y poéticas, que a diferencia de los de su época, no hablaban de realidades políticas sino de otras verdades más humanas, logró hablarle al oído a toda una generación latinoamericana que por esos días vivía tiempos turbulentos.

Ahí, junto a Charly y Zeta, empezó una carrera vertiginosa, intensa y prolífica, que lo llevó a encumbrarse en la cúpula del rock latinoamericano de una vez y para siempre. Un lugar que no dejaría nunca más, porque entre tantos grandes, no ha habido nadie en estas tres décadas que supere el legado que con Soda nos dejó.

Pero eso no sería lo último. Hace un par de semanas se cumplieron 20 años de Bocanada, el disco con el que Gustavo cambió el rumbo y le dejó claro al mundo que ya había dado un paso más allá de Soda Stereo. Un disco con el que demostró que su genialidad tenía otras caras, otros colores y sonidos. Y su público le cumplió recordándolo una vez más, así como hace un par de días, cuando se marcaron en el calendario 10 años desde que viera la luz Fuerza natural, el último disco de ese ciclo que Cerati recorrió en solitario. Nunca se sintió tan bien.

“Yo hago música porque me lleva a un lugar de entusiasmo y de locura que pocas cosas me producen”, dijo, y sus palabras sobrepasaron las barreras del tiempo y el espacio. Resultó que al final fue él quien nos puso a prueba, a ver si de verdad habíamos entendido que poder decir adiós es crecer. Pero él no dijo adiós.

Él, el infinito, el eterno, el inmortal. El que sigue siendo a pesar de no estar, el que vivirá para siempre, aunque siempre sea hoy. Él, Gustavo, el que, con su genialidad cambió millones de vidas y movió a generaciones enteras, o mueve y sigue cambiando, porque hablar de él en pasado es una cosa imposible.

/@lisacerati

Hoy, cuando se cumplen 5 años de su partida de este plano, lo recordamos para darnos cuenta de que está más vivo que nunca. Vive entre nosotros, los que cada vez que hacemos de sus canciones nuestra banda sonora, desordenamos átomos suyos para hacerlo aparecer. Los que recordamos su legado más grande cuando ponemos play a sus canciones una y otra vez. Y sí, él se quedó aquí.

¡Gustavo, gracias por venir!

5 Homenajes a Cerati después de su muerte

Juanes, en los 25 años de Rock al Parque (2019)

El cantante paisa sorprendió en el cuarto de siglo del festival con algunos clásicos. No solo revivió sus canciones, sino que le hizo lugar a Cuando pase el temblor. Por si fuera poco, invitó al escenario a Zeta Bosio, icónico bajista de Soda Stereo, y la presentación pasó a la historia.

Chile y Argentina por Cerati (2019)

Con motivo del que sería el cumpleaños número 60 del cantante, el 11 de agosto de este año, 60 bandas tributo se reunieron en estos dos países para tocar 13 canciones de Soda Stereo en simultáneo a las 4:00 p.m.

Pedro Aznar, Viña del Mar (2015)

Apenas unos meses después de la muerte de Cerati, todo Latinoamérica se conmovió cuando el argentino, que trabajó con Soda Stereo en los años 90, cantó Zona de promesas. Luego de la canción, el público soltó globos blancos que tenían las letras de Cerati escritas.

Sép7imo día, Circo del Sol (2017)

El famoso grupo circense preparó un montaje pensado para destacar la música de Soda Stereo y de Cerati con sus sus impresionantes acrobacias en escena. Así se gestó Sép7imo día, un espectáculo que que pasó por todo el continente, incluyendo ciudades estadounidenses.

BIOS, de NatGeo (2018)

National Geographic homenajeó al argentino con un documental de varios capítulos donde se revelaba la faceta familiar e íntima de Gustavo antes de conformar la banda que lo llevó a la fama. Allí también se conocieron imágenes y grabaciones inéditas del cantante.

Cerati: gracias por venir

Me acuerdo cuanto te vi cantando en vivo. 13 de mayo de 2010, la mejor noche de todas. Estaba haciendo realidad un sueño que tenía desde muy niño, cuando escuchaba en la radio tus canciones con Soda Stereo y veía tus videos en MTV junto a Charly, Zeta o en solitario.

Esa noche, en el Coliseo El Campín, me marcó cuando tocaste ‘Trátame suavemente’ con tu Mosrite de doble mástil y sacaste ese solo tan pulcro como en del ‘Último concierto’. También cuando interpretaste ‘Te llevo para que me lleves’ y las canciones del ‘Fuerza natural’, tu última obra maestra.

Después el golpe moral: dos días después tocaste en Caracas (Venezuela) y tu cabeza, que siempre estuvo lúcida para componer, se paralizó por un accidente cerebrovascular.

Aunque muchos fanáticos rogábamos por un milagro para que volvieras a despertar, la razón y la medicina decían lo contrario. Era una realidad que no ibas a volver a cantar o a tocar tu guitarra, por lo que era inminente tu partida. Se dio hace exactamente 5 años.

Richard Coleman, tu gran amigo de la música, dijo hace poco algo que me identifica: “Creo que no hay un día en que deje de pensar en Gustavo, así sea de manera fugaz”. Y es que es así, porque sin planearlo te hice parte de mi vida.

Siempre estuviste ahí, haciéndome vibrar con tus solos de guitarra y tu voz, motivándome a ser fiel a tu música con discos emblemáticos como el ‘Dynamo’ o el ‘Sueño Stereo’, impulsándome a conquistar a un gran amor con ‘Puente’, y a inspirarme con frases como “Mereces lo que sueñas” (‘Beautiful’).

Aún sin tu presencia en este mundo, Gustavo, te confieso que cuando escucho tu música recibo una ‘Bocanada’ de vida. Por eso y por mil cosas más ¡Gracias… TOTALES!

Por Juan Camilo González Piragauta. Fanático

Cerati: gracias, maestro eterno

Crecí en los años noventa, en una generación que escuchaba canciones con letras complicadas. Fue entonces que conocí a Gustavo y a Soda Stereo, una banda que sobresalía con su peculiar sonido alegre. Sin embargo, solo fue hasta cuando escuché su mejor obra, el ‘Bocanada’ de 1999, que Cerati se volvió parte crucial en mi vida.

Con mi discman y mi carpeta de CD´s originales me la pasaba en las nubes. Amaba lo que hacia este señor. Lo vi como una persona que vivía en un mundo ideal de lindos sonidos y grandiosas líricas envueltas en canciones. Tal era la influencia de Gus en mí, que tenía un listado de sus canciones, según como estuviese mi estado de ánimo.

Tuve el placer de verlo en vivo en varias ocasiones. Pero si algo me marcó, fue cuando lo conocí en persona. Lo soñado: me tomé una foto y me firmó el ‘Fuerza natural’ en 2009.

Nunca creí que aquel hombre fuera a tener problemas de salud. Este ser mágico decidió volar como ángel, llenando de tristeza mi alma, con un vacío irremplazable, aunque mi cabeza siempre estará llena de su música.

A Gustavo Cerati, le agradezco su existencia, su marca sonora y esa esencia que nunca se borrará. Gustavo Adrían Cerati Clark: eres el causante de mi felicidad, de mi estabilidad emocional y todos mis sentidos agradecen tu existencia terrenal.

Por Camilo Andrés Aguirre Villamil. Fanático

Querido Gus:

Te he escrito muchas cartas en estos años, algunas al aire, en el pensamiento, en sueños, en diálogos internos casi verdaderos. Apenas nací ya estabas ahí, luego de muchos años compartidos la vida nos sorprendió con tu partida, te fuiste durmiendo y también yo estaba ahí.

Sabes que te admiro desde siempre. Con el tiempo aprendí a compartirte con muchas gente de tan diferentes lugares del mundo, que te valora, te escucha por tus hermosas melodías y te siente por tus increíbles letras. Es maravilloso, ¿no?

Sos parte de todos y eso te vuelve presente e inmortal. Aunque te extrañe, es extraño pero a la vez, “no hay sitio donde no estés”. Te amo.

Por Laura Cerati. Hermana


Noticias Relacionadas

En su nuevo filme, el personaje de Daniel Radcliffe pasa en un segundo de un anónimo ciudadano común a una celebridad, poniendo su vida patas arriba...

por AFP