#Nolovasacreer, Destacado, Trending por Daniel Casillas,

Hace un par de semanas, un ‘soldado volador’ sorprendió al mundo al sobrevolar el desfile durante la celebración anual del Día de la Bastilla en París, Francia. Su actuación fue tan impresionante que incluso el presidente francés Emmanuel Macron publicó en su cuenta oficial de Twitter un video de Frank Zapata.

Zapata no es realmente un soldado, sino un inventor francés que desarrolló una tabla voladora o ‘flyboard’ de cinco turbocompresores capaz de moverse a una velocidad de hasta 200 kilómetros por hora. Franky, como también se le conoce, trabajó durante más de 3 años en el desarrollo de este dispositivo que, como explicó a Metro, no es fácil de manejar porque requiere mucha fuerza física para su estabilización.

Metro conversó con el ‘hombre volador’ que recientemente se hizo viral gracias a su participación en un desfile militar en Francia y a su paso por el Canal de la Mancha

Recientemente Zapata se convirtió en el primer hombre en cruzar el Canal de la Mancha en una tabla voladora. Lo hizo después de un viaje de 22 minutos a una velocidad de 170 kilómetros por hora y a una altura de entre 15 y 20 metros sobre el nivel del mar. Metro habló con Franky Zapata para saber más.

¿Cómo creaste el flyboard?
– Hemos estado trabajando en ello durante 3 años. Requirió muchos desarrollos técnicos y muchos intentos. Hemos trabajado en múltiples versiones probando diferentes técnicas y configuraciones. El último que realizó el cruce del Canal de la Mancha es el más completo y, lo que es más importante, el más seguro.

¿Es difícil de manejar?
– Sí, aunque la máquina puede estabilizarse por sí sola, requiere mucha fuerza física, ya que el piloto debe estar perfectamente equilibrado en todo momento. Es un esfuerzo continuo que es especialmente duro en los muslos y requiere mucho entrenamiento.

¿Podría aparecer pronto en el mercado?
– El ‘flyboard’ no fue diseñado para llegar al mercado. Es un prototipo cuyo propósito es mostrar al mundo las tecnologías en las que hemos estado trabajando. Estas tecnologías se implementarán en otros productos destinados al uso público.

Háblanos del cruce del Canal de la Mancha
– Cruzar el canal fue un hito clave para probar nuestra tecnología al mundo. La segunda travesía resultó muy bien, a pesar del cansancio y el ardor de las piernas, pude divertirme y disfrutar el momento en el que me encontraba. Fue una locura absoluta. Mi equipo y yo trabajamos cerca de 16 horas al día la semana anterior para hacer posible esta hazaña, así que estamos muy contentos de haber tenido éxito.

¿Qué harán en el futuro?
– El ‘flyboard’ se utilizará principalmente para demostraciones. También se mejorará aún más para lograr nuevos logros y récords.


Noticias Relacionadas