Bad Bunny y René Pérez fueron figuras en la protesta. / AFP
Bad Bunny y René Pérez fueron figuras en la protesta. / AFP

Destacado, Mundo por Ronald Dávida/Puerto Rico,

Miles de puertorriqueños tomaron el Expreso Luis A. Ferré, arterial vial más importante de la isla, para exigir la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló, tras la revelación de 889 páginas de un chat de Telegram donde lanzó improperios homofóbicos y misóginos junto a sus asesores más cercanos.

En el décimo día de protestas consecutivas, se configuró un paro nacional que además repudió la corrupción gubernamental, ejemplificada en las acusaciones de robo y fraude de dos oficiales de la actual administración que fueron imputadas en un Tribunal Federal hace dos semanas.

La manifestación fue la más concurrida hasta el momento, congregando a una multitud furiosa, ante la negativa de Rosselló de dejar su cargo. El domingo, el mandatario transmitió un mensaje en Facebook negándose a escuchar los reclamos e indicó que prefiere enfrentar un juicio político si así lo decide la Asamblea Legislativa.
Sus palabras desataron una ola de críticas en las redes sociales, plataformas que han servido como epicentro para las convocatorias multitudinarias.

Bajo lluvia una incontable cantidad de ‘boricuas’ marchó a través de la autopista con coloridas pancartas, vestuarios y la famosa consigna que también es un hashtag: #RickyRenuncia.

Bajo lluvia una incontable cantidad de ‘boricuas’ marchó a través de la autopista con coloridas pancartas/ AFP

Bajo lluvia una incontable cantidad de ‘boricuas’ marchó a través de la autopista con coloridas pancartas/ AFP

El evento fue liderado por un contingente de artistas, quienes ofrecieron un mensaje al final de la actividad. Entre los presentes estuvo Ricky Martín, una de las personas que fue insultada en el grupo de mensajería.

“Te exigimos que te vayas, no es un pedido, te lo exigimos Ricardo. El pueblo habla […]. Tienes ínfulas de dictador, Ricky es tiempo de irte”, gritó el cantante desde una tarima en medio del expreso.

También participaron cantantes como Bad Bunny, Residente, Pedro Capó y Kanny García, así como el laureado boxeador Tito Trinidad y la actriz Karla Monroing.

La mayoría de las manifestaciones se suscitaron frente a la Fortaleza, mansión colonial que sirve como residencia del gobernador y que ubica en el Viejo San Juan. El miércoles pasado se estima que unas 300.000 personas irrumpieron en la ciudad, evento que culminó en altercados entre manifestantes y policías.

Por otro lado, la protesta de ayer no pudo ser contabilizada, pero tomas aéreas sugieren que es la más grande de la historia de la isla.

Un Gobierno agujerado

Rosselló no ha dado cara a la prensa local desde el martes pasado, cuando se disculpó por sus acciones y reiteró que continuará como gobernador. Este discurso lo repitió ayer en una entrevista con Fox News, en la que además no pudo precisar quién en la isla lo apoya para continuar gobernando.

Ante preguntas del periodista Shep Smith, Rosselló solo pudo mencionar un nombre como respaldo, y fue el de Javier Jiménez, alcalde de la ciudad de San Sebastián.

“Hay otras personas que han establecido que es importante seguir un estado de derecho”, contestó en vivo.

Sin embargo, Jiménez contradijo al gobernador en medios locales y le pidió que “rectifique” sus expresiones.

De hecho, el gabinete ejecutivo enfrenta varios agujeros, luego de que un intento de rectificar sus acciones el mandatario despidió a los otros 11 hombres que participaban del chat. Varios de ellos ocupaban altas posiciones en su administración, como por ejemplo Luis Rivera Marín, quien era el secretario de Estado y gobernador interino, según la Constitución del Estado Libre Asociado. Otros miembros de su gabinete que no participaban del grupo de mensajería también han renunciado por la presión pública.

¿Qué dice el chat?

Además de los insultos a minorías sociales, Rosselló y sus asesores se burlaron de las muertes provocadas por el huracán María, de personas obesas y hasta de periodistas. Asimismo, en el chat de Telegram el gobernador organizó operativos contra sus opositores políticos y detalló cómo manipulaban información en ciertos medios de comunicación para impulsar su agenda.

En una ocasión, uno de los oficiales en el chat dijo que estaba “salivando por dispararle” a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, rival político de Rosselló y quien tiene una gran presencia mediática en los Estados Unidos continentales. A esto el mandatario contestó: “Me estarías haciendo un gran favor”.

Sugieren que la marcha en Puerto Rico es la más grande de la historia de la isla. /AFP

En el chat los funcionarios también discutieron información confidencial del Gobierno, aun cuando un cabildero de empresas privadas era pare del mismo. Por esta razón, la Asamblea Legislativa local pidió un análisis a un grupo de juristas con la intención de identificar posibles delitos por la participación de Rosselló en el chat, asunto que podría culminar en un juicio político.

Trump arremete

Por su parte, el presidente Donald Trump tildó a Rosselló de ser un “terrible gobernador” por la situación que vive Puerto Rico. El mandatario, desde su despacho oval, también lanzó críticas sobre la alcaldesa Cruz, alguien que después del huracán María no ha parado de criticar la falta de ayudas federales para la isla.

“En Puerto Rico tienes un liderazgo totalmente incompetente en la cima”, concluyó el presidente.
En la actualidad, la isla lucha para que el gobierno federal desembolse miles de millones de dólares que ayudarán a su recuperación luego del impacto de dos huracanes en el 2017.


Noticias Relacionadas