El costo promedio de una habitación en un pequeño hotel de Granada oscila entre los US$50 y US$60. Archivo/Metro
El costo promedio de una habitación en un pequeño hotel de Granada oscila entre los US$50 y US$60. Archivo/Metro

Destacado, Turismo por Alma Vidaurre Arias,

Un gran número de habitaciones vacías por la poca afluencia de turistas en el país reportan los propietarios de los pequeños hoteles de Nicaragua quienes detallan una caída de hasta un 70% en el nivel de ocupación en lo que va de este año.

Algunos empresarios que conforman la Asociación de Pequeños Hoteles de Nicaragua (Hopen), aseguran que en la actualidad están pasando por una “muy difícil” situación, pues a la fecha los niveles de ocupación se mantienen en un 30%.

Algunos empresarios hoteleros han tenido que modificar las tarifas de las habitaciones y hacer descuentos de entre un 30% y 50% para enfrentar la crisis

Sandra Mejía, propietaria de La Posadita de Bolonia, un pequeño hotel de nueve habitaciones, asegura que la drástica caída en los niveles de ocupación hotelera se debe a la falta de turistas tanto nacionales como internacionales.

“La mayoría de los clientes son nacionales, empresas y turistas internacionales por lo menos en mi caso, cero… el turismo interno ha bajado bastante, antes la gente venía a Managua para ir a otro lugar, los del norte hacia el sur y viceversa, y eso ha afectado”, afirmó Mejía.

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), había proyectado para junio de este año una caída del 50% en las expectativas de ventas del sector de pequeños hoteles con respecto al mismo período de 2018.

A pesar de estar en la temporada alta de turismo, la plaza central en Granada, está prácticamente desierta. Nayira Valenzuela/Metro

Imagen de Granada, Nicaragua. Archivo/Metro

Los empresarios del sector sin embargo coinciden en que los efectos negativos como consecuencia de la crisis sociopolítica son mayores a la fecha.

Producto de la crisis, Mejía tuvo que despedir al personal de planta y reducir la disponibilidad de habitaciones a siete, debido a que se trasladó a vivir al hotel junto a su hija para encargarse de todas las operaciones del negocio.

“Estamos sobreviviendo nada más, no ha sido fácil… Hay un alto porcentaje de hoteles cerrados y los que estamos sobreviviendo lo estamos haciendo porque nos hemos trasladado a vivir ahí y hemos hecho un sobreesfuerzo para mantenernos porque amamos Nicaragua”, señaló Mejía.

Reinvención

Hasta febrero, el Índice Mensual de Actividades Económicas (IMAE) reflejaba que hoteles y restaurantes sufrieron la mayor contracción de las 17 actividades que mide este informe, publicado por el Banco Central de Nicaragua (BCN).

Hoteles y restaurantes cayó en febrero de este año un 24,7%, mientras que el año pasado en ese mismo mes la actividad creció 12,1%, detalla el último informe emitido por el BCN.

René Sándigo, gerente general del Hotel Real La Merced ubicado en Granada, señaló que antes de la crisis, cuando la actividad turística mostraba un óptimo crecimiento, los niveles de ocupación en esta temporada eran de entre un 80% y 85%.

Nicaragua es un destino que enamora a las parejas, según esta revista de moda estadounidense. / Óscar Sánchez

Nicaragua es un destino que enamora a las parejas, según esta revista de moda estadounidense. Óscar Sánchez/Metro

Este empresario hotelero ha tenido que modificar las tarifas de las habitaciones para atraer clientes a su negocio ubicado en una ciudad muy atractiva tanto para el turista nacional como internacional.

“Tenemos que estar con descuentos permanentes casi de entre un 30% y en situaciones críticas hasta un 50%, con eso logramos mantenimiento, planilla y sobrevivencia, no es que esté generando ganancias”, dijo Sándigo.

El costo promedio de una habitación en un pequeño hotel de Granada oscila entre los US$50 y US$60, afirmó Sándigo.

Este empresario granadino considera que mientras no se incentive la promoción turística a nivel internacional seguirán en “niveles bastantes bajos de ocupación”.

Otros costos

La crisis que enfrentan los pequeños hoteleros también se agrava por el incremento de la energía eléctrica que representa un alto índice en sus costos de operaciones.

Recientemente, la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), Lucy Valenti, dijo que para el sector turismo los costos de la energía representan entre un 30% y 40%.

30 por ciento es el nivel de ocupación de los pequeños hoteles del país, según fuentes del sector

Para Mejía esos costos constituyen aproximadamente el 40%, pues en su caso llegan facturas de entre C$11.000 y C$16.000 mensuales.

Cuatro de las últimas facturas las sometió a reclamo ante el ente regulador, sin embargo, únicamente ha logrado hacer arreglos de pago.

“Siempre desconectamos los aparatos eléctricos cuando no se están usando y ponemos rotulaciones en las habitaciones sugiriendo a quienes las utilizan que apaguen los aires, que desconecten los aparatos eléctricos, y aun así los costos son elevados”, agregó Mejía.

Temas como la inseguridad, la reforma fiscal y del seguro social también han tenido un impacto negativo en el sector, puntualizaron los empresarios.


Noticias Relacionadas

Con el desarrollo de las nuevas tecnologías, viajar con una maleta se ha vuelto mucho más fácil y seguro. El equipaje ahora cuenta con GPS, conexi...

por Daniel Casillas