Los dueños de los negocios fueron golpeados por los intrusos. Lésber Quintero/Metro
Los dueños de los negocios fueron golpeados por los intrusos. Lésber Quintero/Metro

Destacado, Turismo por Lésber Quintero y Alma Vidaurre,

Los dueños de al menos cinco negocios turísticos ubicados en Playa Maderas en el municipio de San Juan del Sur, en Rivas, fueron asaltados y golpeados este lunes por un grupo de civiles armados.

Un testigo, que prefirió el anonimato por temor a represalias, dijo que los hechos ocurrieron a eso de las 7:00 a.m. de este lunes. Eran más de 20 personas que llegaron a bordo de camionetas y un camioncito en las que montaron los “equipos de sonido, licor y cervezas” que robaron.

Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), no descarta que se trate de un problema de tierras

“Llegaron encapuchados como paramilitares, golpearon a los dueños de negocios, los llegaron a desalojar y como algunos no se querían ir, les pegaron en las costillas con armas”, comentó la fuente, quien asegura que también agredieron a los pocos turistas que estaban en la zona.

En un primer intento por detenerlos, los afectados derribaron varios árboles con una motosierra para obstruir el camino que lleva al acceso principal de la playa.

“Una vez que miramos que salió el camión con las cosas y escoltado con los paramilitares, procedimos a botar árboles, pero encontraron salida por la parte de atrás en Villas Playa Madera”, sostuvo la fuente.

Los dueños de los negocios fueron golpeados por los intrusos. Lésber Quintero/Metro

Según el testigo, los civiles armados llegaron acompañados de aproximadamente 10 personas que vestían con uniforme de una empresa de seguridad, quienes luego abandonaron el lugar acompañados por la policía bajo el supuesto que iban a “investigar”.

Playa Maderas es considerada el epicentro de la meca del surf en Nicaragua.

Johana Cascante, habitante del lugar, refirió que los hombres expulsaron a todos los que se encontraban en las costas y establecimientos.

“Ellos ingresaron en dos camionetas y un camión diciendo que eran enviados del Gobierno y que iban a tomarse el área de donde se localizan tres restaurantes y al entrar al Hostal Los Tres Hermanos, que pertenece a mi papá, procedieron a golpear a mis hermanos Manuel y Milton y luego saquearon”, explicó.

De acuerdo con los propietarios del hostal, los hombres también expulsaron del negocio a cinco turistas que estaban hospedados y al quedar en posesión absoluta del lugar, procedieron a instalar un cerco.

Jorbin Carrillo, propietario del restaurante Tacos Locos, explicó que “esto es un golpe económico para los negocios de la zona, porque viene a espantar el turismo y crear zozobra para las tiendas de surf y restaurantes”.

¿Litigio?

Aunque nadie de manera oficial ha dicho que este sea el caso, la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), Lucy Valenti, no descarta que se trate de un problema de tierras que tiene varios años sin resolverse.

Valenti aseguró que desde la cámara han tratado de incidir en el conflicto para procurar resolverlo de la mejor manera, debido a que hay socios de Canatur involucrados.

La presidenta de Canatur recordó que antes del 4 de junio de 2009 cuando se aprobó la Ley para el Desarrollo de las Zonas Costeras, que nació con el fin de brindar seguridad jurídica a las inversiones, en la zona del conflicto únicamente existía un pequeño hostal.

Posteriormente fueron apareciendo otros negocios sobre la zona costera de uso restringido por la ley, perjudicando a los dueños de las propiedades que habían comprado frente a esa playa y que tenían “proyectos de desarrollo turístico en esa zona”, afirmó Valenti.

“Públicamente, abiertamente, no había pasado nada aunque yo sé que los dueños seguían insistiendo con sus procesos legales. A mí no me consta, pero dicen que había una orden de desalojo, pero si había una orden de desalojo, la forma en que lo hicieron no es la correcta, porque hay procedimientos, llegás con un juez, acompañado de la policía y esa gente llegó sin nada de eso”, insistió Valenti.

En todo este proceso, según otras fuentes del sector, apareció una segunda sociedad que compró a los inversores que originalmente mantenían el conflicto y que reclamaban la propiedad.

La playa permaneció sin acceso hasta las 11:00 a.m. de este lunes, hora en la que el comisionado mayor Yuri Valle, jefe departamental de la Policía de Rivas, logró retirar a los hombres de las costas y luego de reunirse con los armados, estos abandonaron el sitio.

La presidenta de Canatur expresó que continuarán impulsando campañas para recuperar lo que se ha perdido en materia turística desde que inició la crisis sociopolítica.

“Tiene que haber una salida política, pacífica, negociada de este crisis que nos lleve a un adelanto de elecciones que permita reconstruir la estabilidad en el país, que es lo que nos va a garantizar un futuro sostenible para el turismo”, enfatizó Valenti.


Noticias Relacionadas