Deportes, Destacado, Futbol por Harold Briceño Tórrez,

No hay dudas de que suena ilógico que el jugador más destacado de un equipo que perdió por goleada de 5-1, haya sido uno de sus defensores centrales. Sin embargo, extraño o no, en el juego entre Nicaragua y Argentina el nicaragüense de más alta calificación fue Luis Fernando Copete, quien se consagró como el líder de la defensa del equipo nacional y hasta convenció el técnico Henry Duarte de su compromiso y calidad.

“Tratamos de jugar bien y dar lo mejor de nosotros”, dijo Copete al arribar al país en horas del mediodía de este domingo. “Enfrentarnos a la selección de Argentina fue una experiencia emocionante y aleccionadora”, añadió, dos días después que ocurriera el que ahora es considerado el partido más importante en la historia del futbol nicaragüense.

El seleccionado por Nicaragua fue el jugador más destacado en el histórico juego contra Argentina, el pasado viernes, 7 de junio

De acuerdo con el experimentado defensor central, “luego del partido lo primordial es remarcar en lo positivo y creo que logramos el objetivo principal que era foguearnos con una selección de alto nivel. No importa tanto el marcador, pues sabíamos que sería un partido complicado, por tratarse nuestro rival de una selección mundialista y con jugadores de talla internacional”.

Renato Punyed de Nicaragua intenta marcar a Messi durante el partido. AFP/Metro

Renato Punyed de Nicaragua intenta marcar a Messi durante el partido. AFP/Metro

Para Copete el marcador ante Argentina “pudo ser mayor, pero afortunadamente logramos realizar jugadas que evitaron más goles”.

Al ser cuestionado sobre la diferencia entre la Nicaragua del primer tiempo y la del segundo, el notable jugador de origen colombiano señaló que “nos desgastamos mucho corriendo detrás del balón y creo que eso nos afectó”.

Los duelos contra Messi

Por su rol en el partido, a Luis Fernando le tocó sufrir las genialidades de Lionel Messi, autor de los dos primeros goles de Argentina sobre Nicaragua. “Messi es un jugador que marca la diferencia en todos los sentidos. Él no corre mucho y normalmente está posicionado, pero de un momento a otro te cambia de ritmo. Entonces es muy difícil marcarlo, porque tiene un sprint y una visión de juego espectacular”.

Copete fue uno de los tres defensores a los que el delantero del FC Barcelona burló de forma implacable mientras le daba forma a una jugada prodigiosa que terminó en el primero de los cinco goles argentinos.

“Fue una acción muy rápida, en la que tuvimos que pensar en milésimas de segundo. Recuerdo que yo veía el balón muy claro, pero como él piensa y actúa rápido, de pronto, cuando yo actué, él ya había levantado la pelota y estaba adelante. Da la impresión de llevar el balón siempre pegado a los pies”, contó Copete, todavía tratando de explicarse cómo fue que Messi pudo moverse tan rápido en un espacio tan corto.

Sobre Carlos Montenegro

Junto a Copete, el debutante Carlos Montenegro fue clave para que la selección de Argentina tardar 36 minutos en poder abrir el marcador y para que Nicaragua no saliera con una goleada de mayores números.

“Lo vi desempeñarse muy bien. Creo que para haber sido su debut con la selección hizo un buen trabajo, y considero que a medida que juguemos más tiempo juntos nos vamos a ir acoplando mejor”.


Noticias Relacionadas