@valeriaxinsua/Metro
@valeriaxinsua/Metro

Destacado, Redes Sociales, Trending por Daniel Casillas,

Durante la última década nos hemos acostumbrado a ver a millones de personas participando en los desafíos o challenges de redes sociales. La mayoría de ellos son divertidos, pero algunos son espeluznantes e incluso peligrosos.

Pero recientemente, los llamados desafíos positivos han tomado la iniciativa al involucrar a las personas para que actúen en beneficio de causas ambientales o sociales. Uno de ellos es #TrashtagChallenge. El hashtag viral animó a la gente a limpiar diferentes lugares y a publicar las fotografías del antes y después en Facebook, Instagram y Twitter.

Aunque se ha popularizado en las últimas semanas, #Trashtag ha surgido en 2015, gracias a un proyecto de la empresa UCO Gear. En ese momento no era tan famoso, pero se volvió viral después de que el usuario de Facebook Byron Román publicara una foto del antes y después de un lugar que había limpiado, invitando a adolescentes aburridos a “tomar una foto de un área que necesita algo de limpieza o mantenimiento”. Hasta ahora, esa publicación ha sido compartida más de 333 mil veces y ha alcanzado más de 101 mil reacciones.

Un desafío en línea que alienta la limpieza de diferentes lugares ha visto a decenas de miles de personas haciendo precisamente eso bajo el #TrashtagChallenge. Metro investiga el fenómeno

Este desafío es muy importante, ya que, según las estadísticas, se generan alrededor de 2 mil millones de toneladas de basura al año en todo el mundo. Y esa cifra está creciendo debido al aumento de la población mundial y al crecimiento de la economía. De hecho, cada persona genera en promedio más de 1 kg de basura al día y gran parte de esta basura termina tirada en las calles, en los bosques o en el mar. El Banco Mundial estima, en su informe “What a Waste 2.0”, que para el año 2050 se generará la cantidad de 3.4 billones de toneladas de basura por año.

Algunos de los participantes reconocen que decidieron participar en #TrashtagChallenge por el impacto que tiene y gracias a otras personas que lo promueven en las redes sociales.

“Una seguidora de México me dijo que había visto este desafío en su muro de Facebook y que me lo pasaría si me interesaba. Me gusta mucho que mi comunidad y yo nos retroalimentemos”, dijo a Metro Abbey (@heyabbeyc), poeta español que participó en el #TrashtagChallenge.

Un desafío en línea que alienta la limpieza de diferentes lugares ha visto a decenas de miles de personas haciendo precisamente eso bajo el #TrashtagChallenge. Metro investiga el fenómeno

Otros usuarios de redes sociales, como Filip Vinklarek (@filipvinklarek), de la República Checa, dijo a Metro que aprecia este tipo de desafíos porque tienen un buen propósito.

“Me gusta mucho este desafío. Ya he visto algunos desafíos en las redes sociales: beber cerveza, hacer flexiones de brazos, etc. Pero este tiene un buen propósito y logra que la gente haga algo importante para nuestra naturaleza, que podría motivar a otros a preocuparse por nuestro planeta”, declaró Vinklarek.

Jaume Rigo / @jaumerigo, de Mallorca, España, dijo a METRO que estaba muy satisfecho y orgulloso de participar en el #TrashtagChallenge.

“Sientes que ha valido la pena madrugar un domingo. Estoy orgulloso de la gente que se ha unido voluntariamente para hacer cosas así”.

Los especialistas creen que estos desafíos positivos demuestran que las generaciones más jóvenes son muy idealistas y buscan hacer de su mundo un lugar mejor.

“Muestra que las generaciones jóvenes son muy idealistas y creen en mejorar su mundo”, explicó Marcus Messner, director asociado de la Escuela de Medios y Cultura Richard T. Robertson de la Universidad Virginia Commonwealth.

Concluyó: “El #TrashtagChallenge es un gran ejemplo de cómo las redes sociales pueden ser usadas para mejorar.”

ENTREVISTA

¿Cómo aparecen los desafíos de las redes sociales?

— Por lo general, son planificados por un individuo o grupos de usuarios de redes sociales, muy a menudo en Instagram. En este punto, los desafíos pueden ser sobre cualquier tema, pero los que se han vuelto virales han sido un tanto inusuales. Por ejemplo, el Tide Pod Challenge o el Trash Challenge. Están construidos en torno a un tema e incluyen imágenes y hashtags, lo que les permite ganar una gran audiencia rápidamente.

¿Por qué participan los usuarios de las redes sociales?

— Los jóvenes usuarios de las redes sociales pasaron una parte considerable de su tiempo en el mundo digital. Lo que las generaciones más antiguas han conocido como una prueba de coraje o un juego de gallinas se ha trasladado a las redes sociales para la última generación. Esto se ha movido completamente en los medios de comunicación de última generación. Lo que cambia es que estos desafíos no solo se encuentran entre sus pares inmediatos, sino que se propagan a nivel nacional y mundial. Así es como es mucho más probable que los jóvenes usuarios de las redes sociales se enfrenten a un reto peligroso.

¿Qué pasa con los desafíos que podrían ser peligrosos?

— Es difícil determinar las motivaciones de las personas que inician estos peligrosos desafíos. Lo que hace que los usuarios de las redes sociales participen en ellas son las imágenes que se difunden a través de Instagram y Facebook. Las imágenes a menudo retratan un juego y el peligro no es evidente inmediatamente para aquellos que se someten a estas pruebas.

Recientemente, han surgido desafíos positivos. ¿Podrían hacerse populares y aumentar su número?

— Absolutamente! Solo tienen que esforzarse con las audiencias de las redes sociales y conseguir que hagan algo en la vida real. Para cualquier campaña de redes sociales es importante conseguir que los usuarios hagan algo más que simplemente dar like y comentar. Necesitan estar motivados para actuar en la vida real. Promover una causa con imágenes auténticas y atractivas es clave en ese esfuerzo.

Marcus Messner, director asociado de la Escuela de Medios y Cultura Richard T. Robertson de la Universidad Virginia Commonwealth

ENTREVISTA

¿Cómo te enteraste del #TrashChallenge?

— Me enteré del #TrashChallenge a través de las redes sociales, primero lo vi en Twitter y luego en Instagram y me llamó mucho la atención, vi fotos de adolescentes que limpiaban playas y me gustó mucho, así que seguí investigando hasta encontrar la información.

¿Por qué decidiste participar? ¿Qué te motivó?

— Me decidí a participar cuando mi hermana me lo mostró y me dijo: ‘¿qué te parece hacerlo en Zárate?’ Es la ciudad donde nosotras vivimos. Me motivó que nuestra ciudad tiene muchas áreas verdes muy lindas, pero a la vez muy sucias, y que pese a esto no se pueden disfrutar, lo que buscamos es que aquellas plazas y parques puedan ser disfrutadas en aptas condiciones de limpieza. También me motivó el hecho de poder reciclar esta basura juntada. Desde muy pequeña mi familia me enseñó la importancia del reciclaje y vi el #TrashChallenge como una gran oportunidad para darle a esta basura un mejor destino siendo reciclada.

¿Cuéntanos cómo fue tu experiencia durante el #TrashChallenge?

— La experiencia fue algo hermoso. Lo que ocurrió fue que con mi hermana acudimos a las redes sociales como Twitter e Instagram para comunicarle a la gente lo que íbamos a hacer y enseguida muchos ciudadanos jóvenes de Zárate se sumaron al #TrashChallenge y nos ayudaron. Creamos un nuevo grupo social llamado Zárate Recicla, donde nos dedicamos a ir limpiando cada zona sucia en la ciudad.

¿Cuál es tu opinión de este tipo de Challenges positivos?

— Estos challenges positivos me ponen muy contenta, ya que si no hubiera sido por este en especial no hubiéramos logrado la limpieza de 2 áreas verdes en nuestra ciudad y la conciencia de muchas más personas, gracias al #TrashChallenge conocí hermosas personas interesadas en el medioambiente, igual que yo y logramos unirnos a través del grupo para ayudar a nuestra ciudad.

¿Crees que debería haber más de este tipo de Challenges?

— Estos retos son maravillosos porque gracias a los medios de comunicación la gente entiende que cuidar el medioambiente es importante. La sociedad se preocupa por formar parte de las redes y esto les hace participar aún más. Espero que más retos como #TrashtagChallenge se conviertan en virales porque poco a poco estamos sufriendo las consecuencias de la contaminación y somos los únicos que podemos hacer algo al respecto.

Valeria Insua / @valeriaxinsua. Estudiante de Zárate, ciudad de Buenos Aires, Argentina


Noticias Relacionadas

La red social Twitter se cayó este jueves en todo el mundo según diversos reportes de los usuarios. Las principales afectaciones se han registrad...

por Edición Web