/ Óscar Sánchez
/ Óscar Sánchez

Destacado, Espectáculos, Música por Kevin Obregón,

Karol Sevilla sorprendió en el concierto de Nicaragua con el estreno de su canción “La vida es mejor cantando” y con el emotivo instante en que cogió una bandera azul y blanco y recorrió el escenario cantando y bailando con ella.

Como parte de su gira “Que se pare el mundo tour”, Sevilla se presentó en el país, a la expectativa de cómo seria recibida. “Después de terminar Soy Luna, un proyecto grande e importante, quería saber qué tan bien iría”, explicó. “Soy muy activa en las redes y Nicaragua es un país donde se escuchan mis canciones”, relató, y agregó que su tema musical “Mil besos por segundo”, su último sencillo, estuvo una semana en una radio nicaragüense, aunque no recordó el nombre.

/ Óscar Sánchez

Con lágrimas en los ojos, a mitad del concierto que mantuvo a miles de sus fans gritando y alzando carteles con las leyendas de “Soy Luna” y “Temazo”, así como de otros mensajes de cariño, Sevilla agarró una bandera de Nicaragua, se sentó en el centro del escenario y cantó un rap aparte de agradecer a los nicaragüenses por su amor y por tanta emoción. “Amo Nicaragua”, expreso, antes de ponerse en pie y recorrer otra vez el escenario.

Emocionando a todos con su cover de la canción “Corre” de Jesse & Joy, en medio de decenas de regalos que sus fans lanzaban al escenario, la intérprete de “Bumerang” y “La vida es un sueño” dejó su piel y su voz en la tarima, al lado de su equipo de apoyo en el bajo y la batería.

Unas horas antes, en una entrevista, Sevilla explicó que después del concierto tiene una gira por Europa y planea concentrarse en su álbum y en que la gente escuche más sus canciones.

/ Óscar Sánchez

Aparte de sus seguidores en el escenario, Sevilla demostró una vez más el carisma que la caracteriza, recibiendo en el Hotel Intercontinental, donde se alojó el sábado desde su llegada por la mañana, a Natalia Pérez, una niña con Leucemia que soñaba con conocerla. “Qué bonito el brillo en tus ojos” le dijo la joven estrella cuando la vio y posó a su lado para varias fotografías.

/ Óscar Sánchez

Con la misma emoción se despidió de los padres de familia, niños y todos los asistentes a su concierto unas horas después, cuando se despidió pero regresó por una última vez para interpretar “Mil besos por segundo”. Así, esta chica de 17 años que ama ser youtuber y cantante porque le gusta mostrarse como es, deja el país y se despide de miles de fans que estarán esperándola una vez más.


Noticias Relacionadas

Karol Sevilla se ganó nuestros corazones en “Soy Luna”, así que para que la conozcas mejor, ¡Te traemos 10 datos curiosos de la hermosa actriz,...

por Metro